Críticas al decreto del Gobierno

Rita Barberá: Zapatero es "miserable" y carga a los municipios la quiebra de España

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, ha llamado hoy al presidente del Gobierno "incompetente, ignorante, inmoral político y miserable" por sus medidas "salvajes" para afrontar la crisis, como su intención de "cargar" financieramente a los ayuntamientos la "quiebra real" de los servicios en España.

En rueda de prensa, Barberá ha hecho estas declaraciones para argumentar sus críticas al decreto del Gobierno que, según publica hoy el BOE, prohíbe a los ayuntamientos recurrir al crédito a largo plazo entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2011.

Esta rectificación a lo publicado ayer se ha debido, según la alcaldesa, a "algo muy gordo que debió pasar" anoche y relacionado con los apoyos parlamentarios del Gobierno para que José Luis Rodríguez Zapatero se "asustara" ante la repercusión política que iba a tener un "decretazo" que ha tachado de "injusto e improvisado".

Para Barberá, esa "tropelía" castiga a las Administraciones locales, las "más débiles" y las que tienen "menos déficit" pero pese a lo cual sufren el objetivo del Gobierno de ir "prácticamente a la ruina", con rescisión de contratos, reajustes presupuestarios o reducción de inversiones en obras públicas.

La regidora ha encargado a los miembros de su equipo de gobierno que realicen un estudio de cada Concejalía para ver cómo se pueden reajustar los gastos y qué medidas se han de tomar para afrontar una situación "muy grave" como la actual.

Además, ha dicho que Zapatero no dijo "nada" del citado decreto en su encuentro de Elche del pasado domingo con alcaldes y ediles socialistas porque, de haberlo hecho, habría tenido que "salir corriendo" para esquivar los "gorrazos políticos" que le habrían propinado "sus propios concejales".

Tras denunciar que los ayuntamientos, los pensionistas y los funcionarios tengan que "pagar el pato" del déficit público estatal, ha reiterado que el Consistorio solo acometerá recortes y abonará sus deudas con el Estado si dimite Zapatero: "Primero, que se vaya, y luego pagaremos".

Rita Barberá, quien también ha arremetido contra la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) por arrodillarse ante el Gobierno, ha recordado que el Plan E fue "una aspirina para un enfermo terminal", que no sirvió para reducir el paro y que ha llevado a los ayuntamientos "a la ruina".

Ha pedido a los responsables del PSOE que "pongan a otro" en la Presidencia del Gobierno "que no mienta tanto" y que no se pegue "al sillón" de La Moncloa ("comprendo que su mujer esté harta", ha dicho) mientras los municipios están "por el suelo".

Asimismo, ha avanzado que el Ayuntamiento de Valencia no devolverá nada al Estado y estudiará cómo hacer que éste recupere "competencias impropias" que actualmente asume el consistorio.