Después de seis meses de estudio

EE UU autoriza a Google a comprar la firma de publicidad en móviles AdMob

La Comisión Federal de Comercio de EE UU autorizó hoy la compra de AdMob por parte de Google por 750 millones de dólares, una operación que ha sido estudiada durante seis meses y ha salido adelante gracias a la entrada en este mercado de Apple.

Sede de Google en Mountain View, California.
Sede de Google en Mountain View, California.

AdMob es un proveedor de anuncios comercial en dispositivos móviles. Google confía en que esta operación aumente sus ingresos por publicidad.

La agencia gubernamental, conocida por sus siglas en inglés FTC, indicó en una decisión unánime que ha cerrado el estudio de la operación después de "una revisión cuidadosa de la transacción y la conclusión de que es improbable que dañe la competencia en el mercado emergente de las redes de publicidad móviles".

En un comunicado la FTC indicó que "aunque la combinación de las dos redes principales de publicidad móvil generó cuestiones graves de monopolio, las preocupaciones de la agencia quedaron superadas por acontecimientos recientes en el mercado".

Entre esos acontecimientos la FTC mencionó "la decisión de Apple Computer, fabricante del iPhone, de lanzar su propia red de publicad móvil competidora".

"Además numerosas firmas parecen estar desarrollando o adquiriendo plataformas de 'teléfonos inteligentes' para competir mejor contra el iPhone de Apple, y el Android de Google", añadió.

Los funcionarios enfatizaron que las fusiones de empresas en mercados nuevos y de crecimiento rápido, como la publicidad en artefactos móviles, deberían estar sujetas al mismo nivel de escrutinio anti-monopolio que las que ocurren en otros mercados.

"Aunque hemos determinado que no tomaremos acción hoy, la Comisión seguirá vigilando el mercado de (artefactos de comunicación) móviles para asegurar un ambiente de competencia y proteger los intereses de los consumidores", añadió.

Las plataformas de publicidad como AdMob venden espacios publicitarios para anunciantes a través de aplicaciones y contenido para sitios de internet, configurados para funcionar fundamentalmente en dispositivos como el iPhone de Apple, o teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android de Google.

Cuando Google anunció esta operación, el pasado noviembre, hizo ver su apuesta por el mercado de publicidad para móviles, un sector que los expertos esperan que acapare un 0,4 por ciento del gasto publicitario total este año.

Google, por su parte, espera que el número de búsquedas en Internet realizadas a través del teléfono móvil crezca con rapidez en los próximos años.

Eric Schmidt, consejero delegado de la compañía, dijo en noviembre que las búsquedas de Google en móviles crecieron un 30 por ciento durante el tercer trimestre del 2009.