Ante la falta de ofertas "razonables

Santander aplaza la venta de los activos de su fondo inmobiliario

El Santander anunció hoy que aplazará la venta de los activos de su fondo inmobiliario, cuyos reembolsos a inversores están congelados desde marzo de 2009, debido a la falta de ofertas "razonables" y a las ventajas que le suponen los cambios que planea el Gobierno para la liquidación de este tipo de fondos de inversión.

En un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el Santander señaló que el grueso de las ventas de activos del Santander Banif Inmobiliario se realizará "a lo largo del año 2011 y siguientes", frente a la previsión inicial de que ese proceso se acelerara a partir del segundo semestre de este año.

El banco presidido por Emilio Botín justifica esa demora debido a que "en el momento actual se sigue observando una situación de iliquidez y depresión generalizada del mercado inmobiliario, en la que los precios de un elevado porcentaje de las ofertas recibidas no se han considerado razonables, ni por la gestora ni por los asesores externos".

A ello hay que añadir los cambios que prepara el Ministerio de Economía, que tiene previsto establecer que la gestora de cualquier fondo en liquidación se encargue en todo caso de la venta del patrimonio, sin que exista un plazo límite para que se acometan esas operaciones.

SANTANDER 1,72 -1,40%

Actualmente, transcurridos los dos primeros años, el patrimonio pasa a ser gestionado por los partícipes, quienes pueden tomar las decisiones de venta.

Todas esas circunstancias han llevado a la gestora del fondo inmobiliario "a rechazar ofertas de compra que, por su precio, no se han considerado de interés para los partícipes", señala el comunicado.

Además, el banco destaca que "las operaciones que se han podido cerrar hasta la fecha, con precios que reflejan el valor pleno de los inmuebles, tienen su origen, con carácter general, en ofertas formuladas por los usuarios finales de los edificios".

En el actual contexto del mercado inmobiliario los inversores distintos de los anteriores ofertan precios fijados "con criterios de oportunidad", salvo en los casos en que tengan estrategias de inversión muy definidas y a largo plazo, "lo que aconseja su rechazo".

Desde la entidad se subraya que a pesar de este cambio en las perspectivas de venta, "la gestión del patrimonio del Fondo y la venta ordenada de sus inmuebles continúa realizándose con la máxima diligencia, en colaboración con CB Richard Ellis y Clifford Chance", con el objetivo de "preservar el valor patrimonial del Fondo consiguiendo un precio" por los inmuebles que refleje el valor adecuado de los mismos.

Hasta el momento, las existencias de tesorería y las ventas de activos han permitido a los partícipes recuperar cerca del 12% de los ahorros depositados en el fondo, que el 16 de febrero de 2009 pidió a la CNMV que le permitiera suspender los reembolsos.

El banco justificó su petición en que los inversores habían solicitado la devolución del 80% del patrimonio del fondo, que no podía atender esas solicitudes por estar invertido en inmuebles.

Ante esa situación, la CNMV autorizó el 4 de marzo de 2009 al Santander a suspender los reembolsos durante dos años.

Según consta en su folleto del ejercicio 2009, el Santander Banif Inmobiliario todavía acumulaba un patrimonio por valor de 2.686 millones de euros, si bien la rentabilidad había caído un 12,44%.