Petróleo

El crudo Brent baja un 0,22% y se sitúa en 71,68 dólares

El precio del barril de Brent bajó hoy un 0,22% en el mercado de futuros Londres afectado por la caída generalizada de las Bolsas de valores europeas, entre temores por la situación de la deuda en la zona euro.

El barril de petróleo del mar del Norte, de referencia en Europa, para entrega en julio acabó la jornada en el Intercontinental Exchange Futures (ICE) en 71,68 dólares, 0,16 dólares menos que al término de la sesión anterior, cuando se situó en 71,84.

La cotización máxima del Brent en la jornada de hoy fue de 72,80 dólares, mientras que la mínima se situó en 70,56.

El parqué londinense volvió a verse afectado hoy por la incertidumbre en torno a la crisis de la deuda soberana en Europa, que también hizo caer a las principales Bolsas europeas, entre ellas la de Londres, que llegó a situarse, por primera vez desde noviembre pasado, por debajo de la barrera psicológica de los 5.000 puntos.

La delicada situación financiera de los países de la zona euro motiva el deterioro de la moneda europea, que volvió a caer frente al dólar, cuyo encarecimiento perjudica a los mercados de materias primas, como el petróleo, que se comercian en esa divisa.

Los inversores temen que los países de la eurozona no sean capaces de dar una respuesta unificada a la crisis y que algunos no puedan hacer frente a sus déficit.

La Unión Europea acordó hoy endurecer el Pacto de Estabilidad y las sanciones, financieras y no financieras, para los países que lo incumplan, como medida de protección básica frente a futuras crisis.

La primera reunión del grupo de trabajo creado por el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, para estudiar la reforma de las reglas de la Unión Monetaria definió las prioridades, que se resumen en cuatro objetivos principales.

Estos objetivos son mayor disciplina presupuestaria; reducción de la excesiva diferencia de competitividad entre los Estados miembros; establecer un mecanismo de crisis efectivo a fin de poder afrontar problemas como los que sufre ahora la eurozona; y reforzar el gobierno económico de la zona euro para que la UE actúe más rápidamente y de forma más coordinada.