Agenda medioambiental

Obama plantea plan para reducir por primera vez consumo de todos vehículos

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, avanzó hoy en su agenda medioambiental con una ambiciosa propuesta para imponer por primera vez objetivos de reducción de consumo y contaminación a todos los automóviles que circulan en el país.

Aunque Obama firmó hoy en la Casa Blanca un Memorando Presidencial sobre estándares de consumo, tanto su secretario de Transporte, Ray LaHood, como la administradora de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Lisa Jackson, reconocieron que el Gobierno todavía no ha decidido los límites a imponer.

Durante una conferencia telefónica con los medios, LaHood dijo que "la respuesta es que todavía no hemos ido tan lejos. Estamos empezando", cuando se le preguntó sobre las reducciones de consumo que la Casa Blanca quiere imponer.

La propuesta de Obama supone la primera vez en la historia del país que se establece una política nacional sobre reducción de consumo y contaminantes de todos los automóviles que circulan en sus carreteras.

"Esto rebajará los costes del transporte de bienes y del transporte de empresas y consumidores. Reducirá la contaminación. Y, como la normativa sobre autos, este estándar promoverá el crecimiento del sector de la energía limpia", afirmó Obama tras la firma.

"No sé si alguien sabe la respuesta. Creo que habría que consultar a la Casa Blanca sobre lo que el presidente está pensando en términos de lo que dijo durante la campaña y en que posición se encuentra ahora", afirmó el secretario del Transporte.

LaHood sí explicó que Obama ha solicitado "desarrollar nuevas reglas de consumo de combustible y emisiones de gases con efecto invernadero" para camionetas, furgonetas y todoterrenos que son responsables del consumo diario de 2 millones de barriles de petróleo en Estados Unidos.

Las nuevas reglas entrarán en vigor a partir de los modelos del año 2014 y se aplicarán hasta el 2018.

La Casa Blanca explicó que en la actualidad estos vehículos sólo recorren 6,1 millas por galón, lo que representa 38,5 litros por cada 100 kilómetros.

Además, estos vehículos emiten el 20 por ciento de los gases con efecto invernadero de todo el sector del transporte en el país.

Jackson afirmó que "queremos que Estados Unidos sea el hogar del sector del automóvil del futuro y esto envía un claro mensaje a nuestros innovadores, empresarios y fabricantes que este país está comprometido a liderar".

Obama también ha solicitado al Departamento de Transporte y EPA extender a partir del 2017 la política nacional para autos y que entró en vigor el año pasado.

La actual normativa establece que para el 2016 el consumo de la media de autos nuevos en el país tiene que ser 34,1 millas por galón o 6,9 litros por cada 100 kilómetros. A partir de los modelos del año 2017 ese consumo tendrá que ser menor.

Obama dijo que gracias a la normativa aprobada en el 2009, "el conductor típico ahorrará unos 3.000 dólares durante la vida del vehículo. Reduciremos nuestra dependencia del petróleo en 1.800 millones de barriles y reducirá casi 1.000 millones de toneladas de emisiones de gases con efecto invernadero".

Por su parte, Jackson afirmó que la nueva normativa será "lo suficientemente flexible para funcionar con el sector de las camionetas y a la vez cumplir las demandas únicas de la utilización de vehículos de elevado uso".

La primera organización del sector en reaccionar a la medida de Obama fue la asociación de fabricantes de camionetas y motores de EEUU, (EMA por sus siglas en inglés), que dijo apoyar "un programa nacional y unificado para responder a las emisiones de gases con efecto invernadero y de eficiencia de consumo".