Reordenará sus divisiones

Quabit, la antigua Afirma, espera entrar en beneficios en 2012

Afirma comenzará hoy a cotizar en bolsa como Quabit, la nueva denominación social adoptada por la inmobiliaria derivada de la integración de la extinta Astroc con diferentes empresas del sector.

El presidente del grupo inmobiliario, Félix Abánades, ha sido hoy el encargado de realizar el tradicional toque de campana del parqué madrileño tras realizar una presentación sobre la compañía. La inmobiliaria da así un paso más en la consolidación de la hasta ahora denominada Afirma Grupo Inmobiliario, compañía que surge en 2007 de la fusión de 19 inmobiliarias, entre ellas Rayet, Landscape y Astroc, para aunar las capacidades, los recursos y los activos de todas ellas.

En la actualidad, Rayet es el primer accionista de Quabit, con una participación del 53,32% de su capital, si bien prevé rebajar esta participación por debajo del 50% para cumplir con el compromiso adquirido al respecto con la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El compromiso deriva del acuerdo alcanzado con el supervisor del mercado cuando a comienzos de 2008 le eximió de lanzar una opa, pese a que superó el umbral del 30% en la empresa que resultó de la fusión con la Afirma.

El actual grupo enmarca el cambio de denominación en el proceso que puso en marcha en 2009 para reorganizar sus líneas de actividad y su estructura de marcas.

Así, Quabit aprovechará para reordenar sus divisiones. La principal, la de promoción inmobiliaria, venta y alquiler de viviendas, quedará bajo la marca Quabit Inmobiliaria, mientras que la división de cooperativa de viviendas mantendrá la denominación de Quabit Comunidades.

Además, la empresa someterá a la junta de accionistas que celebrará el próximo 22 de junio trasladar a Madrid su sede social, actualmente ubicada en Valencia.

No obstante, el cambio de marca de Afirma se registra tras el contencioso que sobre la denominación social mantienen la inmobiliaria y la firma de asesoría y consultoría Affirma.

Prevé liquidar su 'stock'

Quabit se ha fijado como principales objetivos para 2012 lograr beneficio, "liquidar" su 'stock' de 1.576 pisos y situar por debajo de la cota de los 1.000 millones la deuda de 1.479 millones que actualmente soporta. Con todo, busca posicionarse en el sector como una compañía consolidada y con una estructura financiera estable, con el fin último de aprovechar las oportunidades que presenta el ciclo inmobiliario, incluidas eventuales fusiones.

"Hay oportunidades de consolidación en el sector para una empresa como Quabit", defiende la compañía en una presentación al mercado realizada hoy, en la jornada en que estrena en Bolsa la nueva denominación social que sustituye a la de Afirma.

La estrategia de negocio de la empresa resultante de la fusión en 2007 de 19 inmobiliarias, entre ellas Rayet, Landscape y Astroc, incluye incluso la puesta en marcha de nuevas promociones y urbanizaciones de suelo.

En concreto, en cuanto a la reducción del 'stock', contempla drenarlo "bajando los precios, con el límite de la deuda asociada al inmueble". De la cartera de 1.576 pisos con que cuenta, el 85% son viviendas de primera residencia (un 15% protegidas), y el 15% restante, de costa.

El objetivo de vender viviendas está íntimamente ligado al de reducción de deuda, dado que con la entrega de pisos prevista hasta 2012 cancelará alrededor de 262 millones de euros de crédito promotor en el periodo. Además, el 47% de su endeudamiento actual es hipotecario.

El otro pilar de la estrategia de negocio de Quabit es su nueva división de viviendas en régimen de cooperativa, con la que busca adecuarse a la actual circunstancia del sector y a las necesidades de quienes demandan un piso (viviendas más modernas y sostenibles, más baratas y con entrega en un plazo de unos dos y tres años para poder ahorrar).

Quabit calcula que esta división entregará 2.240 pisos entre 2010 y 2013, lo que le reportará ingresos por 81,6 millones y un beneficio bruto de 41,7 millones en el periodo. La empresa ya estudia promover 1.336 viviendas en régimen de cooperativa del total de 10.490 unidades que proyecta para el trienio.

Ello contribuirá también a acotar el endeudamiento, junto con el hecho de que, en virtud del acuerdo de refinanciación alcanzado el pasado año, Quabit afronta 2012 el primer año de su calendario de pago (deberá amortizar el 10% del principal y el 10% de los intereses), que se extiende hasta 2015.