Tendrá red de fibra propia en México

Argentina paga a Telefónica su primer dividendo desde 2001

Latinoamérica se convirtió ayer en un foco de buenas noticias para Telefónica. Primero fue la filial argentina, que pagará el día 28 el primer dividendo a la matriz desde 2001. Luego fue México, que descalificó al único contendiente de Telefónica en la puja para tener su propia red de fibra óptica en el país.

Falta poco más de una semana para que Telefónica cobre el primer dividendo de una de sus filiales en Argentina desde finales de 2001. Han pasado ocho años y medio desde el último pago, con una profunda crisis por medio que tiñó de números rojos la cuenta de resultados de la compañía en el país austral y desequilibró el patrimonio.

Con ese desajuste, la filial de Telefónica estaba imposibilitada por ley para pagar dividendos, incluso cuando logró dar la vuelta a las pérdidas y entrar en beneficios. Pero tras el ejercicio de 2009 logró reequilibrar su patrimonio y cumplir todos los criterios legales para volver a pagar dividendo, como adelantó CincoDías el pasado 26 de abril.

Ahora, sólo un mes después de confirmar su capacidad, la compañía va a hacerlo efectivo. La primera en pagar dividendos será Telefónica Holding Argentina, una de las sociedades del entramado corporativo que controla Telefónica de Argentina. Su consejo aprobó el lunes el reparto de un dividendo, que será efectivo a partir del día 28.

TELEFÓNICA 6,23 1,25%

Por ahora, el pago es reducido. Son 59 millones de pesos, unos 12 millones de euros. Telefónica es dueña del 99,99% de esta compañía, así que todo será para ella.

En cartera, sin embargo, hay mucho más dinero. Las compañías de Telefónica en Argentina tienen reservados en conjunto más de 100 millones para el pago de dividendos.

Esta noticia coincide con la visita del ministro de Planificación de Argentina, Julio de Vido, que ayer estuvo en Madrid, donde se reunió con César Alierta, presidente de Telefónica. Durante el encuentro, se habló de inversiones y también de la televisión digital, que la española no puede desarrollar en Argentina por trabas legales.

Desde México, mientras tanto, también han llegado buenas noticias para Telefónica. La operadora se ha aliado con Televisa y Megacable para pujar de forma conjunta por una red de 20.000 kilómetros de fibra óptica propiedad de la Comisión Federal de Electricidad. La novedad es que este consorcio no tendrá competencia, porque la otra oferta, la de Iusacell, ha sido rechazada.

Telefónica se sitúa así a un paso de conseguir su propia red de fibra en México, lo que le permitirá competir mejor con el magnate Carlos Slim y sus dos operadoras de telecomunicaciones, ya que no tendrá que depender de ellas para transportar sus llamadas. Ahora, la única duda es el precio que se pagará por la red. Telefónica y sus socias deben presentar su propuesta el 6 de junio.

Portugal Telecom suma el apoyo de otro accionista

Portugal Telecom recibió ayer el apoyo de otro de sus grandes accionistas en el rechazo a la oferta de 5.700 millones realizada por Telefónica para que venda su parte de la operadora brasileña Vivo. Se trata del grupo Visabeira, que tiene un 2% del capital, y que considera que PT ha hecho bien en descartar la propuesta porque Vivo es "estratégico". "Prescindir de una parte tan significativa de la compañía supondría amputar la capacidad de crecimiento de Portugal Telecom", aseguró el grupo, en declaraciones a la agencia Bloomberg.

Si los accionistas portugueses respaldan a PT, los analistas están de parte de Telefónica. La compañía volvió a recibir ayer el amparo a su oferta de bancos de negocios como HSBC o JPMorgan, que consideran que Portugal Telecom debería aceptar la propuesta por el bien de sus accionistas.