Con el apoyo de todos los grupos, menos el BNG

El Congreso dará mañana el visto bueno al préstamo de 9.794 millones a Grecia

El Congreso de los Diputados convalidará mañana, previsiblemente con el respaldo de todos los grupos parlamentarios salvo la abstención del BNG, el real decreto-ley que autoriza la concesión a Grecia de un préstamo extraordinario de 9.794,3 millones de euros en tres años.

España aportará el 12,14% de los 80.000 millones de euros que prestarán a Grecia los países miembros de la zona euro, a los que se sumarán otros 30.000 millones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

De la contribución total de España, cerca de 3.673 millones se abonarán en 2010 con cargo a la cuenta general del Tesoro, sin que ello suponga alteración alguna del calendario de emisiones de deuda del Estado.

Tampoco repercutirá en el déficit público, dado que los intereses fijados para el préstamo se canalizarán a través de un fondo adscrito a la Secretaría de Estado de Economía, cuyo saldo será provisto por el Tesoro, al que posteriormente se transferirán los rendimientos del préstamo y la devolución de su cuantía.

Grecia tendrá que reintegrar las sumas recibidas en ocho trimestres consecutivos a partir de los tres años del desembolso de cada cantidad.

El interés del préstamo es del Euríbor más el 3%, al que se aplicará un recargo del 1% para las cantidades que no se devuelvan antes de tres años, además de una comisión del 0,5% para cubrir costes operativos.

El Gobierno español informará al Parlamento una vez al año de la evolución del desembolso de las ayudas a Grecia, y según la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, los intereses fijados para este préstamo permitirán cubrir los gastos que origine el endeudamiento adicional al que tendrá que hacer frente España.

La intención del préstamo, según Salgado, es contribuir a estabilizar el euro y dar una "clara señal" de que la prioridad de los países de la zona del euro es la estabilización de la moneda única.

Grecia ya recibió ayer 14.500 millones de euros en el primer tramo de la ayuda del Eurogrupo para consolidar su situación fiscal, en vísperas del vencimiento de un bono de deuda a diez años por unos 9.000 millones de euros.

Los 14.500 millones de euros forman parte del primer paquete de préstamos bilaterales por un total de 20.000 millones de euros que el Eurogrupo acordó otorgar a Atenas para salvar a Grecia de la bancarrota.

El dinero europeo, sumado a los 5.500 millones de euros entregados hace una semana por el Fondo Monetario Internacional (FMI), han dado un importante respiro a este país miembro del euro, con unas cifras fiscales que han hecho temblar a la moneda única y han propagado el temor del contagio a otros países europeos.

Para la votación de mañana en el Congreso, el BNG justificó su abstención por considerar que el plan de ayuda a Grecia está movido por la usura, con la compra de bonos, y por ser insuficiente y antisocial, ya que sólo atiende a cuestiones monetarias, como proteger el euro.