En junio

España pide apoyo al Parlamento Europeo para aprobar las reglas de supervisión financiera

El secretario de Estado español para la Unión Europea (UE), Diego López Garrido, pidió hoy la colaboración de la Eurocámara para lograr aprobar en el mes de junio las nuevas medidas de refuerzo de la supervisión financiera que actualmente tramitan las instituciones comunitarias.

"La unidad de la UE en este preciso instante de crisis significa también una gran cercanía y entendimiento entre las instituciones de la Unión y, a efectos legislativos, entre el Parlamento Europeo (PE) y el Consejo", subrayó López Garrido en declaraciones a Efe.

Según el secretario de Estado, las posiciones en esta materia son "un poco distantes", por lo que habrá que "hacer un esfuerzo" para conseguir cerrar la negociación durante el semestre de España al frente de la UE, tal y como se había propuesto el Gobierno.

"Veo posibilidades", insistió en cualquier caso López Garrido, quien subrayó que Europa necesita hacer esta reforma "lo antes posible".

El objetivo de la Presidencia es que los contactos con los eurodiputados permitan que en el pleno que el Parlamento Europeo celebrará en junio, se vote un texto pactado con los gobiernos.

A priori, la Eurocámara aboga por medidas más ambiciosas que las acordadas entre los Estados miembros, en especial, en cuanto a la supervisión de las grandes entidades financieras, según el texto aprobado recientemente por su comisión de Asuntos Económicos.

En paralelo, España querría que se pudiese votar también entonces la regulación de los fondos de capital de riesgo y los llamados "hedge funds" (fondos de inversión libre), aunque no descarta que el asunto pueda retrasarse hasta julio, según explicó López Garrido.

Las normas en este ámbito necesitan también del acuerdo entre el PE y el Consejo, que esta semana cerraron sus respectivas discusiones internas al respecto.