Las medidas de ajuste, a debate

El Gobierno rebajará "unas décimas" el PIB previsto de España para 2011

La vicepresidenta segunda del Gobierno, Elena Salgado, confirmó ayer en Bruselas su intención de revisar a la baja ligeramente su previsión de crecimiento para 2011, del 1,8%, como consecuencia de las medidas de ajuste fiscal que se aprobarán el próximo jueves. La de este año se mantiene intacta.

Salgado presidió ayer en Bruselas la reunión del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) en la que España y Portugal tuvieron que rendir cuentas sobre las medidas de ajuste presupuestario que tomarán para cumplir el compromiso adquirido con sus socios de la zona euro el pasado 9 de mayo.

El ingente esfuerzo de los dos países (5,2 puntos de reducción del déficit en dos años, en el caso español, y 4,8 en el portugués) fue acogido favorablemente por los homólogos de Salgado. Y el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, reconoció que las medidas anunciadas por Madrid y Lisboa "son difíciles, pero necesarias" y añadió que "van claramente en la buena dirección". Rehn pidió, en cambio, que los países que aún disponen de margen de maniobra fiscal, como Alemania, mantengan sus estímulos presupuestarios para compensar la inevitable caída de la actividad en los países obligados a recortar el déficit.

En España, en concreto, Salgado reiteró que "con menor gasto público y menor actividad del sector público puede haber menos crecimiento". La ministra española de Economía confirmó que, tal y como anunció el pasado miércoles en el Congreso de los diputados el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "vamos a rebajar a la baja unas décimas la previsión de crecimiento de 2011".

Menos costes laborales para corregir la falta de competitividad

Pero incluso con esa rebaja, que podría dejar en torno al 1,5% la tasa de crecimiento del próximo ejercicio, la previsión del Gobierno podría seguir muy alejada del pronóstico de Bruselas. La Comisión Europea, antes de anunciarse el ajuste fiscal, sólo esperaba en España un crecimiento del 0,8% en 2011.

Por otra parte, el Ecofin también aprobó ayer las directrices de política económica que los países de la UE deberán respetar para cumplir la estrategia comunitaria de crecimiento hasta 2020. El nuevo marco exige que los países de la zona euro con problemas de competitividad, como España, "deberán aspirar a reducir los costes laborales unitarios reales" Y que intervengan para frenar, por ejemplo, "la acumulación excesiva de deuda pública" o "las divergencias en inflación".

La zona euro renegocia el rescate de 750.00 millones

Los países de la zona euro celebrarán una reunión extraordinaria el próximo viernes, 21 de mayo, para intentar zanjar sus diferencias sobre el funcionamiento del mecanismo de rescate financiero pactado el 9 de mayo.

Berlín exigió durante la reunión mensual del Eurogrupo (ministros de Economía de la zona euro) del pasado lunes un control muy estricto sobre la futura activación de un mecanismo dotado con 750.000 millones de euros para los próximos tres años. Las negociaciones se agriaron hasta el punto de que el Eurogrupo se suspendió durante casi hora y media para que el ministro alemán, Wolfgang Schäuble, y la ministra francesa, Christine Lagarde, resolvieran bilateralmente sus discrepancias. Pero ni siquiera la mediación del ministro luxemburgués de Finanzas, Luc Frieden, logró cerrar el acuerdo.

La cifra

0,8% es la previsión de crecimiento de la CE para España en 2011 y hacia la que empezará a acercarse la del Gobierno, que apostaba por el 1,8%.