El deterioro de las finanzas públicas

Ecofin aprueba el control a los fondos especulativos

El Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin) tiene previsto votar el martes la directiva sobre gestores de fondos de inversión alternativos objeto de profundas divergencias entre el Reino Unido y sus principales socios europeos. Elena Salgado, presidenta de turno del Ecofin, accedió en marzo pasado a retrasar la votación, después de que el entonces primer ministro británico, Gordon Brown, llamara al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedirle más tiempo a fin de que la cuestión no interfiriera en la campaña electoral en el Reino Unido.

Ahora, celebradas ya las elecciones y constituido el nuevo gobierno conservador-liberal en Londres, no hay razones para no someter a voto la propuesta, que cuenta desde hace meses con una clara mayoría cualificada a favor. Alemania, Francia y la Comisión Europea presionan para que el martes el Consejo Ecofin apruebe su "orientación general" sobre la directiva, lo que permitiría a la presidencia de turno española entablar negociaciones formales con el Parlamento Europeo antes de su primera lectura, prevista en julio.

El voto constituirá, sin duda, un primer test para las relaciones entre el nuevo gobierno de David Cameron y Europa.

La directiva pretende introducir reglas armonizadas de vigilancia y supervisión sobre los gestores de fondos alternativos, entre los que se incluyen los fondos de inversión libre o "hedge funds", los fondos de capital-inversión o capital-riesgo (private equity), así como los fondos inmobiliarios o de materias primas.

"Desgraciadamente habrá que imponer un voto en contra del Reino Unido" dijo Merkel ayer en la inauguración del congreso de los sindicatos alemanes (DGB). Pero advirtió que ninguna medida tendrá sentido "si en Chicago o Nueva York se sigue especulando". Merkel dijo también que una tasa a los bancos "no tiene sentido si no se hace en todos los países a la vez".