Gastronomía

Los restaurantes de Gandía presentan el recetario de los Borja

Hay una parte de Gandía que muchos de los turistas que disfrutan de sus playas en verano prácticamente desconocen. Esta ciudad mediterránea fue la cuna de la familia Borja, aquella que, envuelta en intrigas más o menos ciertas, alcanzó el papado con Alejandro VI, Rodrigo de Borja, y mantuvo su hegemonía durante años no sólo en Roma, sino también en la corte española.

Gandía está aprovechando el quinto centenario del nacimiento de San Francisco de Borja, biznieto de Alejandro VI y de Fernando el Católico, para poner en valor el patrimonio histórico y cultural de una época en la que la ciudad fue un punto neurálgico de poder y de creación. La Ruta dels Borja o la Ruta dels Clàssics son dos propuestas de recorrido por los palacios, iglesias y conventos por los que pasearon los miembros de la poderosa dinastía.

Para aumentar este atractivo turístico alternativo o complementario al sol y playa, un grupo de 16 restaurantes, junto con el ayuntamiento, han lanzado Un tast d'història, una ruta gastronómica que rememora el recetario medieval de la zona.

Esta propuesta se traslada a los clásicos de la literatura del siglo XV, momento en el que escritores como Ausiàs March, Joanot Martorell o Joan Roís de Corella escribieron clásicos de la literatura en catalán que son referencia en todo el mundo, como el Tirant lo Blanc.

En los restaurantes participantes, que están tanto en el casco histórico de la ciudad como en la playa, se podrá degustar capirotada de trufas, cazuela de salmón, ciervo con sobrehúsa, dobladura de ternera, escabeche con pasas y piñones, espinacas con queso o puré de puerros. El crítico gastronómico Jaume Fàbrega ha colaborado en la elaboración de este menú.

Unas especialidades a las que hay que añadir el plato típico de Gandía, la fideuà.