Kiri Te Kanawa. Soprano

"Hoy se prefiere que los cantantes sean desechables"

La gran diva de la ópera de finales del siglo XX pasó brevemente por España para ofrecer, de la mano de Cajamar, uno de los recitales que ahora centran su actividad, junto al impulso de nuevos valores

La neozelandesa dio conciertos en Valladolid y Madrid dentro del ciclo de música clásica de Cajamar. Después, el jueves, recibió el Brit Award, el premio más importante de la música en Gran Bretaña, en reconocimiento a toda su carrera, que incluye hitos como haber cantado en la boda de lady Di y el príncipe Carlos.

Ha recibido muchos premios en sus más de 40 años de carrera, ¿cómo valora uno de carácter popular como el Brit?

Es adorable recibir un reconocimiento de este tipo. Pero lo que me alegra más es la posibilidad de presentar allí a una joven rusa de gran futuro.

Actúa menos y parece más entregada a su fundación, precisamente con jóvenes. ¿En qué consiste?

Damos a nuevos talentos la posibilidad de recibir la educación necesaria para alcanzar todo su potencial. No nos limitamos a cantantes de origen neozelandés. De hecho, ahora mismo trabajo además con valores procedentes de México, Lituania e Islandia. La idea no es ocuparse de muchas promesas, sino apostar por algunas que tengan claras posibilidades.

Su generación popularizó el bel canto con colaboraciones con el pop. En balance, ¿cree que esa ruptura de barreras ha sido positiva para la ópera?

Nunca he cantado algo que considerara como pop. Sí he participado en grabaciones por ejemplo de algunos éxitos de Broadway, como West Side Story, pero personalmente veo esas composiciones no como pop, sino como clásicos del futuro. A mi juicio, las buenas voces pueden cantar cualquier tipo de buena música. En mi caso, no trabajé en esas obras con ningún otro propósito que el de disfrutar de su buena música. Aunque la ópera es siempre mi primera elección, tanto para el trabajo como en mi vida personal.

¿Por qué las actuales figuras de la ópera no alcanzan el nivel de reconocimiento que tuvo su generación? ¿Les falta calidad?

Me temo que hoy se prefiere que los cantantes sean desechables, que al cabo de cinco años las figuras que llegaron a la cima con tanto trabajo, con tanto esfuerzo, resulten obsoletas. No se les cuida, se prefiere introducir continuamente novedades y vender lo nuevo. Es la forma en que funciona la sociedad: como ocurre con los teléfonos móviles, nada dura.

Está considerada como una especialista en Richard Strauss, en Mozart y en la ópera francesa. ¿Son los trabajos que más disfruta?

Sí, porque no sólo me gustan musicalmente, sino que me han supuesto siempre retos. En mi carrera he buscado intentar aquello que parecía más complejo, más exigente. Strauss, por ejemplo, es un desafío especial que disfruto mucho cada vez.

¿Hay alguna razón en particular por la que ahora busque más los recitales en solitario que las óperas?

Bueno, tampoco me siento sola, con una orquesta y un pianista. Pero sí que lo percibo como algo más perdurable, más personal y especial. Sigo implicada en grandes montajes, pero de forma menos continuada.

Compañeros. "Carreras y Plácido son dos genios"

Antes de la entrevista, se nos avisó de que no se podía preguntar a dame Kiri por cuestiones como su eventual retirada -tiene 66 años-, que se ha rumoreado con frecuencia. Sin embargo, admite que dedica ahora más tiempo a otras actividades que al bel canto.

Es usted jugadora de golf. ¿A qué otras actividades se dedica para mantenerse tan en forma?

Juego al golf cuando puedo, sí, pero la verdad es que no lo hago muy bien... También hago bastante senderismo. Lo que más me ocupa últimamente es la pesca, compré hace poco una lancha y salgo por la costa próxima a mi casa, en Nueva Zelanda.

Los nuevos medios de difusión de la música, como internet, ¿han sido beneficiosos o negativos para la ópera?

Sinceramente, no sabría dar una respuesta. A estas alturas la verdad es que vivo un poco dentro de mi campana de cristal... A priori, me parece buena idea que sea más fácil acceder a la música, pero no puedo hacer más valoraciones.

Ha compartido escenario con frecuencia con los grandes ídolos españoles, como José Carreras o Plácido Domingo. ¿Cómo es el trabajo diario con ellos?

Maravilloso. Son verdaderos genios, leyendas en todo lo que hacen. Tengo más relación con José, que ha visitado mi fundación.