La reforma financiera se discute el Congreso de EEUU

Obama asegura que la reforma financiera impedirá futuras crisis económicas

El presidente de EEUU, Barack Obama, dijo hoy que la reforma financiera que discute el Congreso de EEUU pondrá fin a los excesos de las grandes instituciones y ayudará a evitar futuras crisis económicas.

En su habitual discurso de los sábados, Obama añadió que su proyecto de reforma beneficiará a todos los estadounidenses, pero sobre todo a las pequeñas empresas que resultaron particularmente perjudicadas por la crisis.

Al explicar los principios de la reforma, Obama manifestó que su responsabilidad no es sólo asegurar que el país se recupere de la recesión "sino también garantizar que nunca más vuelva a ocurrir una crisis económica como ésta que impulsó la recesión".

El mandatario indicó que el avance del proyecto ha sido vacilante en las últimas semanas y se han sucedido las discusiones sobre aspectos técnicos del proyecto "y mucha retórica a veces engañosa por parte de aquellos que se oponen".

Las mayores protecciones de la historia

En su discurso dirigido a ese estadounidense, Obama aseguró que la reforma "representa las mayores protecciones para el consumidor financiero en la historia".

Esa reforma, agregó, "ayudará a poner fin a las prácticas depredadoras y neutralizará a los prestamistas sin escrúpulos para ayudar a asegurar el futuro financiero de su familia".

Por otra parte, también ayudará a los pequeños bancos comunitarios que están en desventaja como resultado de las prácticas inescrupulosas de sus grandes competidores.

"La reforma ofrecerá igualdad de condiciones al garantizar que todas las instituciones financieras, no sólo los bancos comunitarios, estén sujetos a una supervisión estricta", indicó.

Con esta reforma, afirmó, el sistema financiero será más transparente al revelar los detalles de "los negociados complejos y entre bambalinas" que impulsaron la crisis.