Por el empeoramiento del déficit

S&P rebaja calificación de Cataluña a "A+" y mantiene la perspectiva negativa

Standard & Poor's rebajó ayer la calificación crediticia a largo plazo de Cataluña del nivel "AA-" al nivel "A+" y reiteró que la perspectiva económica es "negativa".

En un comunicado, la agencia de calificación de riesgo informó de que la rebaja es consecuencia de una revisión de los pronósticos económicos para la comunidad catalana y de la constatación de que el déficit de las cuentas catalanas ha empeorado.

"Los esperados desequilibrios presupuestarios a partir de 2010 dispararán el ratio del peso de la deuda (la deuda con base impositiva sobre los ingresos operativos consolidados) más allá (un 180% en el caso de Cataluña) de los límites que consideramos correspondientes con una calificación 'AA-'", señaló S&P.

Lorenzo Pareja, analista crediticio de esta firma, añadió: "creemos que es probable que el alto peso de la deuda de Cataluña persista en el largo plazo. Basamos esta conclusión en nuestro pronóstico de un escaso crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de España y, en particular, de Cataluña.

Según Pareja, la calificación crediticia de Cataluña "está apuntalada por lo que consideramos un sistema intergubernamental que supone una gran ayuda", en referencia a la ayuda que reciben las autonomías del Gobierno central cuando afrontan "golpes sistémicos", como la reciente reforma del sistema financiero público.

En el lado positivo, la agencia indicó también que Cataluña tiene un modelo productivo "bien diversificado y con una buena capacidad exportadora, por encima de la media de la Unión Europea".

Además, destacó el compromiso de la Generalitat con "una mayor transparencia, unos pasivos de contingencia relativamente bajos, un buen acceso a los mercados de capital y una gestión financiera bastante desarrollada".

Pese a estos datos positivos, S&P destacó que "la perspectiva negativa refleja la posibilidad de que Cataluña pueda llevar a cabo un proceso de consolidación fiscal menos intenso de lo que esperamos".

El peso de la deuda

Una revisión a la baja de esa perspectiva se producirá en el caso de que el peso de la deuda supere en un 200% los ingresos operativos consolidados y no haya una constatación de que este desequilibrio se haya estabilizado más allá del año 2012, advirtió la agencia.

También se procederá a esa rebaja si no existen evidencias de que la Generalitat está dispuesta y toma las medidas necesarias para lograr un superávit operativo "próspero" en el año 2013.

Por contra, la perspectiva podría ser revisada al alza al nivel de "estable" si S&P constata que "la región tiene la intención y es capaz de aplicar medidas sólidas y oportunas de reducción de los costes, de manera que para 2012 haya un superávit operativo próspero y que el peso de la deuda se estabilice por debajo del 200%".

Standard & Poor's también rebajó de "A+" a "A" la calificación crediticia a largo plazo del Institut Català de Finances (ICF), aunque mantuvo en "A-1" la calificación a corto plazo y en "negativo" la consideración sobre su perspectiva económica.

"Las calificaciones para el ICF reflejan nuestra opinión de que hay una probabilidad extremadamente alta de que su propietario -el Gobierno catalán- le respaldará suficiente y apropiadamente en la eventualidad de una emergencia financiera", explicó Pareja.