Mesa nacional de infraestructuras

Nace el organismo de control del Pacto Nacional para las infraestructuras

Los miembros del Gobierno, partidos políticos y representantes de las entidades locales y económicas que en octubre pasado firmaron el Pacto Nacional para la Infraestructuras (PNI) han constituido hoy su principal organismo de control y seguimiento, la Mesa nacional de infraestructuras.

El Departamento de Política Territorial y Obras Públicas ha explicado en un comunicado que la Mesa se reunirá semestralmente y que tiene como principales objetivos "velar por el cumplimiento del pacto, formular propuestas de actualización y hacer un seguimiento de sus diversos indicadores".

UGT de Cataluña ha aprovechado la constitución del organismo para pedir al Gobierno que no disminuya las inversiones previstas en el PNI, y ha recordado la importancia de "mantener la inversión pública en un momento de recesión económica".

En este sentido, el sindicato ha defendido que "la inversión pública es del todo necesaria para crear empleo y revitalizar la actividad económica", y ha señalado que muchas de las medidas previstas en el Pacto "tienen un carácter estratégico para conseguir el cambio de modelo productivo".

Por otra parte, UGT ha celebrado la constitución en el seno del nuevo organismo de una comisión de trabajo específica para hacer un seguimiento de la calidad y la seguridad del empleo y de las condiciones de trabajo en la construcción y la gestión de las infraestructuras.

El PNI abarca tanto infraestructuras que son competencia del Estado como de la Generalitat, en los ámbitos de la movilidad, el agua, los residuos, la energía, las telecomunicaciones y el suelo para actividades productivas.

De este modo, el Pacto propone un total de 130 medidas distribuidas entre los seis ámbitos de intervención, con el objetivo de dar servicio a un población prevista de ocho millones de personas de aquí a diez años, y prevé una inversión conjunta del Estado y la Generalitat en infraestructuras en Cataluña.