No ha decidido si apoyará el plan

CiU ve a España abocada a una situación de "debilidad política"

El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, auguró hoy que España se mantendrá en una situación de "debilidad política", algo que tiene "connotaciones negativas" para la economía del país, dado que no ve posible que salgan adelante ni una moción de censura ni una moción de confianza.

En declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, Duran reconoció que la situación "ideal" sería que el Congreso votase una moción de censura en la que el candidato alternativo no fuese el líder del PP, Mariano Rajoy, sino otra persona consensuada entre socialistas y ''populares'' que pusiese en marcha las reformas necesarias y después convocase elecciones.

Sin embargo, él mismo se encargó de descartar esta posibilidad y reconoció que en la actual situación política "es imposible". "Si PSOE y PP no se han puesto de acuerdo para suscribir un pacto de Estado, menos se van a poner de acuerdo para suscribir un gobierno de base amplia que tenga como encargo afrontar las reformas institucionales principales en seis meses y convocar elecciones", aceptó.

El portavoz de CiU en la Cámara Baja afirmó además que su formación no votaría a favor de una moción de censura presentada por el PP porque tampoco le convence su alternativa económica, aunque auguró que, "independientemente de la postura de CiU", esta propuesta "no saldría adelante" porque, a su juicio, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, obtendría el apoyo de Izquierda Unida, BNG y Nafarroa Bai.

Duran insistió en que actualmente "los gestos" de Zapatero "no despiertan confianza en los mercados" y, repasando "las soluciones" posibles, recordó que la anticipación electoral sólo depende del jefe del Ejecutivo. "*Y moción de censura? -se preguntó-. No la presentan, y si la presentan la pierden".

En este contexto, reconoció que no le sorprendieron las medidas de recorte presentadas por Zapatero el pasado miércoles en la Cámara Baja porque era necesario disminuir el déficit. Sin embargo, matizó que esto no significa que las comparta porque "no necesariamente son necesarias las partidas que el Gobierno ha escogido para reducir el déficit, y además son insuficientes porque se empeña en reducir gastos y no en incrementar ingresos".

Renuncia a crear empleo

Según lamentó, el Ejecutivo "ha renunciado a algo fundamental" como es la creación de empleo, algo que a su juicio podría llevarse a cabo poniendo en práctica el contrato alemán. Por ello, recordó que CiU no ha votado a favor de los dos últimos Presupuestos Generales del Estado y reconoció que no ve muy posible que lo haga en los próximos, aunque recordó que no se puede cerrar una posibilidad sobre algo que todavía no se conoce.