Cierre de sesión

El Ibex, atrapado en zona de recortes por culpa de Telefónica

Los resultados de Telefónica se han convertido en un verdadero lastre para la Bolsa española. El Ibex ha mostrado su decepción al restar un 1,11% en plena resaca de las medidas anunciadas por Zapatero para recortar el déficit de España. Con este descenso, el selectivo ha dicho adiós a los 10.000 puntos. (Ver gráfico detallado del Ibex)

En una temporada de presentación de resultados empresariales que está pasando totalmente desapercibida para las Bolsas, siempre existe la excepción. Hoy, el caso aislado ha sido Telefónica. Las cuentas de la teleco sí han tenido impacto en la Bolsa española y lamentablemente no ha sido para bien. La compañía de César Alierta ha aumentado su beneficio un 2%, ha reiterado sus objetivos hasta 2012 y ha confirmado sus dividendos. Los inversores, sin embargo, se han quedado con la parte mala. Sus cuentas han quedado por debajo de las previsiones de los analistas y el mercado no ha dudado en deshacer posiciones. Al cierre, sus acciones se han dejado un 1,87%.

Y el Ibex ha vuelto a acusar el peso que la compañía tiene en el índice. El selectivo se ha dejado un 1,11%, un recorte que le ha situado en los 9.977 puntos. Los descensos que han experimentado otros grandes valores como Santander o Iberdrola también se han convertido en un lastre para la Bolsa española.

Sin embargo, no han sido las únicas compañías que han cedido terreno. Las constructoras y las eléctricas se han convertido también en foco de ventas, afectadas por los temores a que los recortes en las inversiones públicas penalicen a sus negocios. Enagás ha restado un 3,17%, Red Eléctrica ha perdido un 1,99%, Ferrovial ha retrocedido un 2,26% y OHL lo ha hecho en un 2,08%. Abengoa, sin embargo, ha conseguido sacar provecho de sus buenos resultados. La compañía ha obtenido un beneficio neto trimestral de 54,1 millones de euros y sus títulos han sumado un 0,97%.

IBEX 35 9.568,50 -0,93%

Mientras tanto, la jornada ha estado marcada por las reacciones a las propuestas para recortar el déficit de España que anunció ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. UGT ha convocado una huelga general en el sector público el próximo día 2 de junio, mientras que el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, ha asegurado que no descarta una huelga general ante la "absoluta disconformidad" de los sindicatos con las medidas de ajuste fiscal del Gobierno. El Banco Mundial y el BCE, sin embargo, han señalado que creen que las medidas son adecuadas para hacer frente a la crisis.

En este contexto, los expertos de Bankinter explican que "el gesto es un cambio de actitud muy importante, aunque la dimensión del recorte en poco tiempo parecerá más un gesto que una solución definitiva. Creemos que lo descontado hasta ahora por las Bolsas es el cambio de actitud, pero que, cuando se evalúe la relativa dimensión del recorte, el mercado pedirá más y, de no recibirlo, el escepticismo regresará, lo que se traduciría en Bolsas bajistas. El cierre de posiciones cortas, que es lo que realmente ha permitido el rebote de estos días, se agotará, de manera que las Bolsas europeas, sobre todo la española, deberán apoyarse en otros factores... que no son fáciles de identificar".

Portugal también se aprieta el cinturón

Fuera de las fronteras de España, Portugal ha aprobado un nuevo plan de medidas anticrisis, que incluye una reducción generalizada del gasto público, el recorte del 5% en los salarios de los altos cargos y los políticos y un aumento de los impuestos y el IVA, que sube del 20% al 21%.

En el Viejo Continente, las Bolsas europeas han registrado tendencias dispares. El Ftse de Londres ha sumado un 0,93%, el Cac de París se ha dejado un 0,06% y el Dax de Fráncfort se ha revalorizado un 1,11%.

En el mercado de deuda, el diferencial del bono español a 10 años con el alemán al mismo plazo ha aumentado ligeramente hasta 99 puntos básicos, mientras que el riesgo país de Grecia se ha situado en 439 puntos básicos. El euro, por su parte, ha continuado perdiendo terreno hasta cambiarse a 1,2558 dólares.