Está abierta a cualquier posibilidad

Bancaja afirma que no estudia la fusión con CAM en este momento

El presidente de Bancaja, José Luis Olivas, afirmó hoy que "en este momento" la entidad "no estudia nada absolutamente en relación" con una hipotética fusión con Caja Mediterráneo (CAM), al tiempo que recordó que la institución está "abierta a estudiar cualquier posibilidad interesante" que se le ofrezca, aunque en la actualidad no "está viendo en concreto ninguna".

Olivas realizó estas manifestaciones en la presentación de la asignatura optativa Empresa e iniciativa emprendedora a preguntas de los medios sobre la "búsqueda de un socio" por parte de la CAM y la posibilidad de retomar el proyecto de fusión de estas dos cajas de la Comunidad Valenciana.

El presidente de Bancaja aseguró "respetar totalmente las iniciativas que toma la CAM, como no puede se de otra manera", y la definió como "una gran caja" con la que la institución que preside mantiene "una relación magnífica".

Agregó que Bancaja se mantiene "en la misma línea que ha dicho desde el primer momento". "Nosotros estamos abiertos a estudiar cualquier posibilidad interesante que se nos ofrezca pero en este momento no estamos viendo en concreto ninguna", aclaró.

En la misma línea, Olivas manifestó que "en este momento no se está estudiando nada absolutamente en relación" con la fusión con Bancaja porque la estrategia de esta entidad es "esperar a ver en una segunda oleada, que va a haber seguro, qué oportunidades se le pueden ofrecer".

A José Luis Olivas también se le preguntó por la propuesta de que la ley de cajas reduzca la representación de miembros elegidos por las instituciones públicas para dar cabida a los cuota partícipes. Al respecto, el máximo responsable de Bancaja señaló que "esta es una de la hipótesis que se barajan" y expresó su acuerdo con ella.

"Desde luego estoy de acuerdo en que hay que reducir la participación de las personas elegidas por las instituciones públicas, entre otras cosas, porque lo está pidiendo el Fondo Monetario Internacional (FMI) y también desde las autoridades de la Unión Europea".

"Eso no quiere decir -matizó- que al final se acabe reduciendo sólo la participación de miembros elegidos por las instituciones públicas, ya que a lo mejor en la ley se acaba reduciendo también la de otros, para dar entrada en la Asamblea General y en los órganos de gobierno a los cuota partícipes".