Subida de precios

La distribución reducirá el beneficio más de 60 millones si no repercute el IVA

Las principales empresas de distribución que operan en España tendrían un impacto en sus resultados de entre 60 y 80 millones de euros, de no repercutir en el precio de sus productos la subida del IVA que se aplicará el próximo 1 de julio. Las compañías se vigilarán entre sí para observar la estrategia de cada una.

La subida del IVA está a la vuelta de la esquina y las grandes compañías del sector parecen dispuestas a repercutir esta alza en los precios de venta al público a riesgo de perder clientes. El consejero delegado de Dinosol, Javier Pérez de Leza, explicó ayer en Tecnomarketing -el congreso del marketing y la estrategia comercial que se celebra hasta hoy en Madrid- que de asumir las principales compañías la subida del impuesto supondría una merma de entre 60 y 80 millones de euros en sus beneficios.

En la misma línea apunta un estudio de Simon-Kucher&Partners, con datos de 2008 y 2009, que refleja que fuerte reducción de los beneficios para las compañías, y que sería de una media del 50%. Andreas von der Gathen, miembros del comité ejecutivo de dicha firma, piensa que la subida del IVA es un reto que se ha de interpretar como una oportunidad, puesto que exigirá innovar en la manera de trasladar la ecuación de valor y precio al consumidor. No hay más remedio, piensa este experto, que trasladar la modificación del impuesto al consumidor final.

Otro de los aspectos que concitó ayer mayor interés por parte de los 350 ejecutivos asistentes al congreso que organiza Aecoc es cómo acertar en la estrategia para llegar al cliente en una coyuntura en la que consumidor da una importancia notable al precio en la toma de sus decisiones de compra.

Las ventas en las empresas de gran consumo han crecido el 2,3%

Innovación relevante

El presidente de Unilever España, Jaime Aguilera, explicó que ante esta situación "lo importante es la innovación relevante para el consumidor, que sirva para el cliente elija tu producto". "Lo importante de las marcas es que tengan una razón de ser en la mente del consumidor. Si no tiene razón de ser, eres uno más", añadió.

José Ignacio Caballero, director general de compras de Gran Consumo de El Corte Inglés, subrayó que el planteamiento de la compañía de grandes almacenes ante un escenario de crisis es "no volverse locos". "Corremos el riesgo en esta vorágine de querer ser lo que no somos. Nuestra marca es muy importante. No hay que perder la identidad", aseguró. Como ejemplo de esta estrategia, Caballero dijo que ante la percepción entre el consumidor de que El Corte Inglés es una marca cara, decidió lanzar Aliada, aunque las ventas de esta enseña en el cómputo total son del 2%. "No queremos desnaturalizar El Corte Inglés", añadió.

José Luis Ruiz, director de Coca-Cola Gestión, explicó que lo prioritario para la compañía es mantener su posición de liderazgo en el mercado. Entre las empresas se percibe cierto optimismo de cara a 2010. De hecho, según datos de Kantar Worldpanel, el sector del gran consumo ha crecido en España un 2,3% en el último año.