Controlada en un 82% por sus bancos acreedores

Colonial pierde 33,2 millones en el primer trimestre por minusvalías en venta de activos

Colonial registró una pérdida neta de 33,2 millones de euros en el primer trimestre del año, frente al beneficio de 1,4 millones contabilizado en el mismo periodo de 2009, informó hoy la inmobiliaria.

La empresa controlada en un 82% por sus bancos acreedores atribuyó este resultado a la venta de suelo y promociones con pérdidas de 17,7 millones, y a la depreciación de instrumentos financieros por valor de 9 millones.

La cifra de negocio de Colonial cayó un 24% entre los pasados meses de enero y marzo, hasta los 105,8 millones de euros, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) se situó en 31,4 millones, un 52% menos.

A cierre de marzo, la compañía soportaba una deuda neta de 4.252 millones, importe un 30% inferior a la de un año antes. En la actualidad, la empresa aún trabaja en el desarrollo del acuerdo de reestructuración de este pasivo acordado con sus banco el pasado mes de febrero y que conlleva dos ampliaciones de capital.

Por áreas de negocio, la de alquiler de patrimonio se mantiene como primera fuente de ingresos, pese a que se anotaron un descenso del 18% en los tres primeros meses, hasta los 63,5 millones.

De su lado, la rama de promoción y venta de viviendas, que la empresa segregará en una filial en virtud del acuerdo de refinanciación de deuda, generó 42,4 millones hasta marzo, un 31% menos.

A cierre del primer trimestre la compañía que preside Juan José Bruguera contaba con un 'stock' de viviendas acabadas pendientes de venta de 361 unidades, un 40% inferior respecto a un año antes. De ellas sólo catorce están prevendidas.