La opinión de los analistas

¿Cómo responderá el Ibex a las medidas de Zapatero?

Las medidas para reducir el déficit en España han llegado y, aunque se han moderado paulatinamente, el Ibex ha decidido celebrarlo con compras. Los analistas se muestran optimistas y consideran que estas propuestas son las que necesitaba el mercado.

"El plan de ayuda para la eurozona ha comprado tiempo para recuperar la credibilidad, y para ello es clave que las medidas de ajuste fiscal que se presenten sean creíbles". Con estas palabras Renta 4 explicaba a la perfección lo que el mercado demanda desde hace ya algún tiempo. Y hoy ha sido el día elegido. En España, la concreción de medidas ha llegado y, aunque los ascensos se han moderado, el Ibex no ha dudado en festejarlo.

Y es que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado hoy una serie de medidas para reducir el déficit que contemplan una reducción de las retribuciones del personal del sector público en un 5% de media en 2010, la eliminación de la prestación por nacimiento de 2.500 euros a partir de 2011 y la congelación de las pensiones.

Ahora, la incertidumbre gira en torno a la sostenibilidad de las ganancias. Los analistas, sin embargo, se muestran optimistas. "Creo que lo que está viendo la Bolsa es que la dicotomía del discurso en España se ha acabado. Estamos más tranquilos porque hay un solo discurso dentro y fuera del país. Creemos que le da un cierto suelo y sirve para dar estabilidad", explica Alejandro Babío, de Fineco.

Esta opinión es compartida por Susana Felpeto, analista de Atlas Capital, que señala que "después de anunciarse las medidas, parece que el mercado ha tenido un buen comportamiento. Creo que eran unas medidas necesarias porque el Ibex había sido muy castigado por el miedo a un contagio de la situación de Grecia. Hasta ahora no se habían tomado medidas concretas". La experta precisa que "las medidas no son la solución, son la base para que el resto de los inversores institucionales recuperen la confianza en el mercado español".

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, también considera que "son las medidas que necesitamos". "Me gustaría ahora que se acompañaran de una mayor realismo en las previsiones económicas y la contrapartida en términos de medidas que aumenten el crecimiento potencial", agrega.

Por su parte, Soledad Pellón, analista de IG Markets, advierte que "pasadas 48 horas, plazo que se le dio al gobierno de España para reducir 15.000 millones adicionales de déficit público, Zapatero ha salido a la palestra a mostrarnos la concretas medidas para el ajuste de las cuentas. A pesar de que se había anunciado que no se iban a reducir los sueldos de los funcionarios públicos parece ser que no había manera de hacer una reducción como la exigida sin tocar esta partida. Por ese motivo se ha decidido reducir el sueldo de los mismo en un 5% este año y no incrementarlo en 2010. A esto se le úne la supresión del llamado 'cheque bebé', reducción de gastos de farmacia, no revalorización de las pensiones en 2011, reducción de la inversión pública en 6.045 millones y ahorro de 1.200 millones por parte de CCAA y ayuntamientos"

"Las medidas sin duda son concretas, decisivas y no muy en línea del discurso que se esperaba del gobierno que siempre ha tenido tintes más 'laboristas'. Sin embargo se echa en falta una reforma laboral de la que no se han sacado conclusiones y que los empresarios demandan como agua de mayo. Sin duda las medidas supondrán esfuerzos que en estos momentos se hacen necesarios y habrá que aprovechar cuanto antes para implantarlas dado que en el pasado trimestre España ya ha empezado a crecer aunque lo hace un tímido 0,1%. Habrá que esperar a la subida del IVA que se unirá a estos recortes y que juntos podrán hacer lastrar temporalmente el crecimiento de la nación", añade Pellón.

En este contexto, hay que destacar las oportunidades que pueden presentarse en renta variable. Banif comenta que "si nuestro horizonte temporal es de medio plazo o si, realmente, sufrimos una nueva corrección pueden aflorar oportunidades para tomar posiciones ya que el potencial de subida en renta variable europea de aquí a finales de año no debería ser despreciable, atendiendo a una serie de factores: valoración (Europa está cotizando en términos de PER ajustado por ciclo con un descuento del 30% respecto a la media de los últimos 15 años), momentum positivo en beneficios empresariales, flujos de entrada en el activo ante la carencia de alternativas de inversión...".