Golpe para Ferrovial

El nuevo Gobierno británico abandona los planes de construcción de la tercera pista en Heathrow

El nuevo Gobierno de coalición de Reino Unido anunció hoy que abandonará el polémico plan de construcción de una tercera pista en el aeropuerto londinense de Heathrow, gestionado por BAA, filial del grupo español Ferrovial.

La decisión fue confirmada en un documento divulgado hoy en el que se detallan los acuerdos alcanzados por los conservadores de David Cameron y por los liberaldemócratas de Nick Clegg, aliados en un nuevo Gobierno.

Entre las políticas alcanzadas por ambos partidos, la coalición se ha comprometido a acelerar sus esfuerzos de reducción del déficit, criticado anteriormente por los liberaldemócratas, y recortar en 6.000 millones de libras (7.020 millones de euros) los gastos públicos este mismo año.

El nuevo Ejecutivo confirmó también el abandono del proyecto de ampliación del aeropuerto de Heathrow -en el que también se incluía la construcción de una sexta terminal-, propuesto en el 2003 y al que dio luz verde el ex ministro de Transporte, Geoff Hoon, en enero del 2009.

FERROVIAL 29,10 -0,07%

Dicha iniciativa continuó siendo respaldada por los laboristas, pese a la férrea oposición de los grupos ecologistas, los propios conservadores y liberales, del alcalde de Londres, Boris Johnson, y de los ayuntamientos locales, próximos al aeródromo.

Entre los argumentos de sus detractores, se alega que la nueva pista aumentaría las emisiones de los gases de efecto invernadero, empeoraría los atascos de las carreteras e incrementaría el ruido de las zonas circundantes a los aeropuertos.

Por su parte, BAA y dirigentes empresariales respaldaron el proyecto al considerar que Heathrow necesita capacidad extra para competir con otras ciudades europeas.

Se preveía que esa nueva pista podría estar operativa para el 2020 y permitiría incrementar la capacidad de Heathrow en casi un 50 por ciento.

Además, la coalición descartó la construcción de nuevas pistas en los aeropuertos de Stansted y de Gatwick.

El nuevo primer ministro británico, David Cameron, dio hoy la primera conferencia de prensa conjunta con el viceministro, Nick Clegg, en sus nuevos cargos en los jardines del número 10 de Downing Street.

En su discurso, Cameron aseguró que el Gobierno de coalición formado por conservadores y liberaldemócratas tiene "una agenda compartida" y afirmó que el Ejecutivo se regirá por tres principios clave: la libertad, la justicia y la responsabilidad.