Duplica su participación

Icahn llega al 8,7% de Motorola en plena guerra del 'smartphone'

Carl Icahn ha duplicado su participación en Motorola hasta superar el 8,75% del capital. El activista inversor vuelve a planear sobre la histórica compañía estadounidense de móviles. Esta vez no parece que vaya a abrir una guerra. Su objetivo es sacar partido del crecimiento del negocio global de los smartphones así como de la posible división del grupo en dos empresas distintas.

Carl Icahn vuelve a planear sobre Motorola, una de las compañías que más le ha atraído durante los últimos años. En un hecho relevante remitido a la SEC, el veterano inversor afirmó que había elevado su participación en el gigante estadounidense de los teléfonos móviles hasta los 203,3 millones de acciones, que suponen algo más de un 8,75% del capital de la empresa. La operación ronda los 570 millones de dólares. En su anterior comunicación a la autoridad bursátil estadounidense, a finales del año 2009, Icahn había señalado que, a través de varios de sus fondos de inversión, poseía 119,8 millones de títulos de Motorola, que suponían cerca de un 5,15% del capital.

Con ese movimiento, y según los datos recopilados por Bloomberg, Icahn se ha convertido en el segundo accionista de Motorola, sólo por detrás de la gestora norteamericana Dodge & Cox, que tiene cerca de un 9%. Estos movimientos han contribuido a impulsar a las acciones de la compañía en Bolsa. Así, durante la sesión del lunes avanzaron más de un 5,15%. Desde finales de enero, cuando presentó las cuentas del cuarto trimestre, Motorola se ha revalorizado en torno a un 14%.

La relación entre la empresa y el inversor viene de largo. Durante los años 2007 y 2008, Icahn cargó con dureza contra la compañía y contra su consejo de administración, al que llegó a calificar de "club de campo" y "fraternidad". De hecho, durante la batalla entre el inversor y los consejeros de Motorola llegó a dimitir el entonces consejero delegado, Ed Zander. Este directivo, que anteriormente había presidido Sun Microsystems, había llegado a la empresa en 2004 sustituyendo al histórico Christopher Galvin, con el objetivo de revitalizarla. Sin duda, chocó con Icahn que, aunque fracasó en su intento de que Motorola se dividiese en cuatro negocios distintos, sí logro la opción de poder nombrar un consejero en representación de su participación.

Ahora, las intenciones del inversor son diferentes. Icahn quiere aprovechar, en principio, la tendencia de crecimiento que está recuperando Motorola en el mundo de la telefonía móvil, gracias a la consolidación en el mercado de sus smartphones basados en el sistema operativo Android de Google como el Dext y el Droid, que gracias a Verizon ha rivalizado en EE UU con el iPhone.

En el primer trimestre vendió 2,3 millones de móviles inteligentes, por encima de los dos millones comercializados entre octubre y diciembre de 2009. Motorola, además, ha lanzado seis nuevos modelos de smartphone, entre los que figuran en Backflip, el Cliq XT y el Devour. Esta evolución ha permitido a Motorola estabilizar sus cuentas. Pese a reducir sus ingresos en un 6%, logró registrar unos beneficios de 68 millones frente a unas pérdidas de 291 millones en el primer trimestre del pasado año.

De cara al segundo trimestre, Motorola anunció que prevé alcanzar un beneficio por acción de entre siete y nueve centavos, por encima de los tres centavos de dólar que esperaba el conjunto de los analistas.

Reorganización

Además, según han señalado diversos blogs financieros, Icahn está pendiente de los movimientos corporativos que podría emprender Motorola para poder rentabilizar sus inversiones. La compañía planea dividirse en dos empresas separadas en los próximos meses para dar un impulso a sus negocios. En principio, se crearían dos sociedades cotizadas diferentes, una agrupando los negocios de redes y empresas, y otra con las actividades de teléfonos móviles.

En este sentido, los responsables de Motorola señalaron a principios de mayo que la nueva empresa de redes y empresas podría retribuir a sus accionistas con dividendos una vez que la segregación haya tenido lugar. Motorola suspendió el pago de dividendos en 2009 para evitar el deterioro de su tesorería.

Otras operaciones

Yahoo. Carl Icahn revolucionó Yahoo al entrar en su capital en plena guerra de la empresa para oponerse a la opa de Microsoft. Durante meses mantuvo un duro enfrentamiento con el entonces consejero delegado, Jerry Yang.

Lions Gate. Icahn acaba de lanzar una opa sobre la productora por más de 800 millones de dólares. Hasta ahora, no ha tenido suerte y sólo el 6,5% del capital le ha respaldado. En el mercado se espera una posible mejora de la oferta. De momento ha ampliado el plazo de aceptación.