Por la caída de la demanda

La economía francesa moderó su crecimiento al 0,1%

La economía francesa moderó su crecimiento en el primer trimestre del año, cuando el Producto Interior Bruto (PIB) progresó un 0,1%, cuatro décimas menos que en el último trimestre de 2009, un frenazo debido a la moderación del consumo interno, informó hoy Estadística.

El Instituto Nacional de Estadística (INSEE) revisó, además, a la baja los datos de crecimiento de los dos últimos años. Así, en 2008 el crecimiento del PIB fue del 0,1%, dos décimas menos de lo estimado inicialmente, mientras que en el año pasado la economía se contrajo un 2,5%, 0,3 puntos más que lo indicado.

En el primer trimestre de 2010, los franceses redujeron sus gastos en productos manufacturados (-1,9%), una partida que había tirado del consumo interno en el periodo anterior (+2,8%), lo que estabilizó la demanda interna que había progresado un 0,9% en los tres últimos meses del año pasado, señaló en un comunicado.

En particular cayeron los gastos en la compra de vehículos un 7,4%, un descenso que se explica por la reducción desde el pasado 1 de enero de las ayudas públicas a la adquisición de vehículos que estimularon este sector en el cuarto trimestre de 2009 (+7,7%), explicó. En cambio, el rigor del invierno hizo progresar un 2,9% los gastos energéticos de los franceses.

La producción de bienes y servicios desaceleró el crecimiento registrado en el trimestre anterior (+0,6%) y creció apenas un 0,2%. Se estabilizó la producción de bienes, redujo su crecimiento la de productos manufacturados y progresó fuertemente la producción energética (+3,9%), mientras que se mantuvo estable la producción de servicios.

Moderó su caída la inversión, que se redujo en el primer trimestre un 0,8% tras la caída del 1,1% del anterior. Particularmente significativa fue la reducción de la inversión pública, que cayó un 1,2% ante los problemas derivados del clima.

Las exportaciones aumentaron de forma significativa en el trimestre, un 3,9% impulsadas por el dinamismo de los bienes manufacturados (+5,2%) y por la mejora de las ventas de energía (+6%), que habían caído de forma importante en los tres últimos meses de 2009 (-13,4%).

El IPC sube un 0,3% en abril

Por otro lado, el Índice de Precios al Consumo (IPC) creció el 0,3% en abril en Francia, impulsado por el encarecimiento de la energía y de la subida estacional de los productos frescos, lo que situó la tasa interanual en el 1,7%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INSEE).

Los precios de la energía continuaron su progresión el mes pasado, con una subida del 2,7%, que situó en el 12,9% su encarecimiento en un año, precisó el INSEE en un comunicado. Crecieron el 2,3% los precios de los carburantes, el 3,9% los combustibles líquidos y el 9,7% el gas ciudad.