Participada en un 20% por Fiat

Chrysler estudia elevar sus previsiones para 2010 y volverá a cotizar lo más pronto posible

El grupo automovilístico estadounidense Chrysler, participado en un 20% por Fiat, estudia la posibilidad de revisar al alza sus objetivos financieros para el año 2010, al tiempo que pretende volver a cotizar en bolsa "tan pronto como sea posible".

Así lo aseguró hoy el consejero delegado de Chrysler y de Fiat, Sergio Marchionne, quien realizó estas manifestaciones en una conferencia para presentar los resultados de Chrysler correspondientes al primer trimestre del año.

"Está claro que si seguimos registrando estos resultados estaremos por encima de los objetivos que establecimos en 2009. No vamos a revisar las cifras hasta finales del tercer trimestre, queremos ver cómo se comporta el segundo trimestre", añadió Marchionne.

A su juicio, las previsiones iniciales de Chrysler para el año 2010 fueron "altamente conservadoras" en lo referente a los objetivos de 'cash flow'. La empresa esperaba un flujo de caja negativo en 1.000 millones de dólares (unos 775 millones de euros al cambio actual) en 2010.

En otro orden de cosas, el primer ejecutivo de Chrysler indicó que la corporación norteamericana trabaja para volver a cotizar a bolsa y para refinanciar parte de su deuda, que asciende a 12.700 millones de dólares (9.845 millones de euros al cambio actual).

"Lo haremos tan rápido como podamos", insistió Marchionne, quien indicó que una oferta pública de venta de acciones (OPV) podría llegar "mucho antes de lo que la gente espera", y dependerá de la situación de los mercados bursátiles.

Chrysler, que emergió en junio de 2009 de la suspensión de pagos y dio entrada en su capital a Fiat y a los Gobiernos de Estados Unidos y Canadá, cerró el primer trimestre del año con unas pérdidas operativas de 197 millones de dólares (152,7 millones de euros).