Para equilibrar sus cuentas

Fannie Mae pide una nueva ayuda al Gobierno de EE UU por 6.500 millones de euros

La empresa estadounidense de créditos hipotecarios Fannie Mae informó hoy de que ha solicitado al departamento del Tesoro una nueva ayuda por 8.400 millones de dólares (unos 6.492 millones de euros) para equilibrar sus cuentas, todavía afectadas por la debilidad del mercado de la vivienda.

Fannie Mae, con sede en Washington, informó hoy de que durante el primer trimestre de 2010 registró una pérdida de 13.057 millones de dólares (más de 10.000 millones de euros), -2,29 dólares por acción.

Como consecuencia de los resultados, esta firma hipotecaria, rescatada por la Administración estadounidense en septiembre de 2008 en plena debacle financiera, indicó que ya ha pedido al Tesoro "que nos proporcione 8.400 millones de dólares (6.492 millones de euros) antes del 30 de junio de 2010".

"Los resultados del primer trimestre se atribuyen a los gastos relacionados con los créditos, que siguen a niveles muy altos debido a la debilidad de la economía y del mercado de la vivienda", indicó la firma mediante un comunicado de prensa.

Asimismo informó de que durante ese trimestre consiguieron reducir su déficit en 3.300 millones de dólares (más de 2.500 millones de euros) y de que abonó al Tesoro dividendos por valor de 1.500 millones de dólares (unos 1.160 millones de euros).

En febrero pasado, Fannie Mae solicitó también a la Administración estadounidense 15.300 millones de dólares (unos 11.800 millones de euros) más para equilibrar sus cuentas, afectadas por la ejecución de hipotecas derivada de la recesión económica y el deterioro del mercado de trabajo.

Si la Administración estadounidense inyecta de nuevo ese capital a Fannie Mae, esa firma hipotecaria habrá recibido un total de 83.600 millones de dólares (unos 64.600 millones de euros) en fondos públicos.

El rescate financiero de esta compañía y de su gemela Freddie Mac en septiembre de 2008 ha requerido una inversión pública en torno a los 145.000 millones de dólares (unos 12.000 millones de euros).

En 2009, Fannie Mae reembolsó unos 2.500 millones de dólares (cerca de 2.000 millones de euros) a la Administración estadounidense en forma de dividendos derivados de la participación de la Administración en su accionariado.

Freddie Mac, por su parte, anunció en febrero pasado que en 2009 perdió cerca de 26.000 millones de dólares (más de 20.000 millones de euros).

Un pilar del mercado inmobiliario estadounidense

Ambos gigantes hipotecarios son un pilar del mercado inmobiliario estadounidense, pues juntas poseen o garantizan casi la mitad de las hipotecas estadounidenses, unos 31 millones de hipotecas, que tienen un valor en torno a los 5,5 billones de dólares (más de 4,2 billones de euros).

El presidente y consejero delegado de Fannie Mae, Mike Williams, indicó hoy mediante un comunicado de prensa que durante el primer trimestre del año la firma "ha proporcionado liquidez al mercado hipotecario y hemos hecho muchos progresos en ayudar a los estadounidenses a conservar sus casas".

Williams indicó que durante ese periodo realizaron 94.000 modificaciones de préstamos, además de que compraron o garantizaron créditos hipotecarios por otros 191.400 millones de dólares (unos 148.000 millones de euros).