Para reflotar el grupo

Los dueños de Marsans y de Tremón acuerdan inyectar capital en la empresa

Los propietarios de Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, han acordado con el empresario sevillano Hilario Rodríguez, dueño del grupo Tremón, una inyección de capital que permitirá reflotar el grupo turístico, indicaron hoy a EFE fuentes sindicales.

Los problemas crecen en Marsans
Los problemas crecen en Marsans

El empresario andaluz cuenta con el respaldo del Banco Santander para la financiación de la operación que podría rondar unos 100 millones de euros, mientras que Pascual y Díaz Ferrán deben aportar entre 30 y 40 millones mediante la venta de algunos de sus activos, de acuerdo con la misma fuente.

Con estas garantías, se espera que entre hoy y mañana la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) pueda devolver la licencia de venta de billetes aéreos a Marsans, retirada el pasado 20 de abril y que exigirá un aval inferior a los 20 millones solicitados inicialmente.

No obstante, el bufete de abogados Aszendia continúa con su labor de asesoramiento a los propietarios de Marsans en este proceso de búsqueda de un plan de viabilidad para el grupo turístico.

La misma fuente explicó que, al parecer, el empresario sevillano está llevando a cabo esta operación a título personal y no como representante del grupo inmobiliario Tremón, con hoteles en diferentes lugares de Andalucía, con especial importancia en la Costa del Sol.

En diciembre de 2008, Tremón entró en concurso de acreedores y anunció a principios de mayo de 2010 un plan para pagar la totalidad de su deuda en 7 años, que ha recabado ya el respaldo de acreedores que representan el 80% del pasivo.