Llegarán al mercado en 2013

Ford fabricará en Almussafes dos versiones eléctricas de C-Max

El presidente de Ford Europa y presidente mundial de fabricación de la compañía, John Fleming, anunció hoy que la planta valenciana de Almussafes fabricará dos versiones híbridas eléctricas para el C-Max y que se dirigirán a los clientes europeos. Una de ellos será híbrida y otra, una versión eléctrica híbrida enchufable, para ofrecer así al cliente "la opción que mejor se ajuste a su modo de vida". Estos vehículos llegarán al mercado en 2013.

En total, Ford invierte 500 millones de dólares en la planta entre 2009 y 2013. De este dinero se destinan 300 millones de euros para la línea C-Max, de los cuales, 27 millones de euros van para los híbridos C-Max, todo con la ayuda del Gobierno de España y de la Generalitat, explicó el directivo británico.

Además, Valencia fabricará la versión del C-Max para exportarla a EE UU a partir de 2011. Es la primera vez que un coche ensamblado en España se exporta al país norteamericano. El presidente de Ford España, José Manuel Machado, calificó este anuncio de "importante para el futuro de la planta". La compañía pretende convertir a Valencia en un centro de investigación ecológica.

El directivo hizo estas declaraciones durante la presentación del nuevo C-Max, que se fabricará en la factoría valenciana de Almussafes. Este modelo será el primer coche que se ensamble de la nueva plataforma del grupo para el segmento C algo "esencial para la estrategia de Ford". Este coche estará así en el centro del plan One Ford, que rige el modelo de negocio de la compañía en todo el mundo.

El acto de presentación del nuevo C-Max contó con la presencia del presidente de la Generalitat, Francisco Camps, y la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá. El ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, aseguró que el Gobierno se siente orgullos de Ford España y resaltó el "compromiso" que existe entre las dos partes. El ministro visitó la sede en Dearborn (Detroit) la semana pasada.