Se crearán 100 empleos

ITP construirá una nueva planta para duplicar la producción de turbinas

Industria de Turbo Propulsores (ITP) tiene el viento de cola. La compañía aeronáutica vasca construirá una nueva planta en Zamudio (Vizcaya) con el objetivo de duplicar la producción de baja presión para motores de avión, lo que le permitirá generar 100 nuevos empleos.

El proyecto de Industria de Turbo Propulsores, denominado ITP Global 400, contempla la edificación de un centro logístico y la ampliación de sus actuales instalaciones. Según la compañía, la definición de la nueva planta estará en línea con su política de fabricación que se incluirá en el plan estratégico para el periodo 2012-2015 y que verá la luz a finales de este ejercicio.

ITP, que está recabando el apoyo de las instituciones para afrontar una inversión millonaria, ha tomado esta decisión con el fin de acometer el previsto incremento de la carga de trabajo en los próximos tres años. El objetivo es rediseñar unas instalaciones con una capacidad mínima de producción de 400 turbinas de baja presión al año, fundamentalmente para los motores Trent de Rolls Royce, lo que supone duplicar la fabricación actual, según su revista interna Al Vuelo.

Fuentes cercanas a la compañía dirigida por Ignacio Mataix, aseguraron que el grueso de las inversiones se destinará a edificios, maquinaria y utillaje. Con la nueva planta, que permitirá una generación neta de 100 empleos, se aprovechará la totalidad de los terrenos edificables que ITP tiene en Zamudio. La planta vizcaína, con esta nueva inyección de recursos productivos, se consolidará como la instalación de cabecera del grupo ITP. Portavoces de la firma aeronáutica afirmaron que la inversión será "muy importante", pero evitaron cuantificarla.

Calendario

El nuevo proyecto deberá estar terminado antes de final de año. Los equipos de ITP ya han realizado los primeros diseños de detalle y distribución en planta y, la previsión es que, entre este año y el próximo, se adquieran las instalaciones necesarias para la fabricación de estructuras. Posteriormente, en el periodo 2010-2012, se reubicarían los equipos para permitir reordenar la nave para las carcasas de las turbinas.

ITP se ha marcado metas ambiciosas con esta inversión. Su objetivo es construir una planta que sea una referencia mundial en la fabricación de turbinas de baja presión. Se ha propuesto igualmente poner en marcha un sistema para elaborar con eficiencia turbinas "para más del 50% de motores de doble pasillo en los próximos años", según Sergio Bilbao, jefe de departamento de ITP Global 400.

El grupo ITP cuenta con 2.750 trabajadores y 17 centros productivos en cuatro países, además de España.

Atender a la familia de motores Trent de Rolls

La inversión prevista para Zamudio, que le permitirá conseguir un importante crecimiento orgánico, tiene como uno de sus principales objetivos atender a la familia de motores Trent de la británica Rolls Royce. ITP, controlada por el grupo Sener (53,125% del capital) y Rolls (46,875%) diseña en sus instalaciones las turbinas para el Trent 900, para el A380 de Airbus, el Trent 1000 que monta el Boeing 787, el Trent TP 400 para el A400 y el Trent XWB que equipa el A350, estos últimos dos aviones también de Airbus.

Pero ITP también tiene otros intereses. Su presencia se amplía al campo militar y al negocio de turbinas para helicópteros y componentes aeronáuticos.