_
_
_
_
Viajes

Málaga se reivindica como destino de turismo cultural

El CAC, el Picasso y el futuro Thyssen la sitúan en el mapa museístico.

Atrás quedan ya los tiempos en que Málaga se asociaba exclusivamente a vacaciones de chiringuito y playa, a procesiones de Semana Santa y, en definitiva, a un lugar de paso para llegar a Torremolinos o Marbella. A su cada vez más internacional gastronomía hay que añadirle el Festival de Cine de Málaga, cuya edición de 2010 acabó hace un par de semanas y que ya funciona como importante reclamo turístico. Pero también la nada desdeñable colección permanente del Museo Picasso y la sorprendente frescura del Centro de Arte Contemporáneo (CAC), además del futuro Thyssen de Málaga, actualmente en obras y cuya apertura se prevé para comienzos de 2011.

El edificio consagrado al pintor más influyente del siglo pasado es un precioso ejemplo de integración urbanística. Está ubicado en un típico palacete malagueño -el palacio de Buenavista- con unas instalaciones de cariz más moderno que, por otra parte, combinan muy bien con las callejuelas del centro histórico. En cuanto a la colección permanente, donada por Christine y Bernard Ruiz-Picasso, nuera y nieto del artista respectivamente, presenta un recorrido por casi todas las etapas del pintor, desde los primeros estudios académicos hasta su visión personal del clasicismo; de los planos superpuestos del cubismo a su interpretación de los clásicos (destaca su Maja desnuda), pasando por las últimas obras de los años setenta.

La fuerza del CAC

Pero la verdadera sorpresa para el recién llegado a Málaga está en el CAC. Pese a no estar localizado en un edificio llamativo, su calidad queda fuera de toda duda. Los 6.000 metros cuadrados que dedica al arte, la mitad de ellos a exposiciones y la otra a actividades culturales, son un buen ejemplo de optimización de recursos. Sobre todo porque las piezas exhibidas (cuentan incluso con algún warhol) no suelen estar al alcance de museos de su tamaño.

Actualmente se puede disfrutar de la primera exposición importante que se hace en el mundo sobre la serie Jack Freak Pictures, de los ingleses Gilbert & George, en la que "los padres del arte moderno británico ponen en tela de juicio la religión, el sexo, el poder y la idea de imperio", comenta Fernando Francés, director del museo.

"Trabajamos en producciones propias de artistas individuales que luego recorren varias ciudades europeas", resume, cosa que se aplica tanto a la mencionada exposición, como a la que adornó las paredes del CAC hasta principios de abril, Corrida en Ronda, del estadounidense Eric Fischl. "Nunca había pintado una tauromaquia. Le invitamos a ver las corridas hace dos años y ha realizado este proyecto para nosotros". Con proyectos como éste, el CAC ha conseguido que el mundo del arte mire hacia Málaga.

Guía para el viajero

 

Cómo ir. El AVE es quizá la mejor opción para los que lleguen de Madrid, ya que el trayecto dura apenas tres horas. Para el resto queda el aeropuerto y, cada vez más, el mar, ya que la ampliación del puerto esta convirtiendo la ciudad en un destino de cruceros.

Dónde comer. Cerca del paseo marítimo, el Café París (952 225 043) o Adolfo (952 601 914) son dos buenas opciones para los amantes de la cocina de autor. En pleno centro y para los que prefieran el tapeo, la bodega El Pimpi (952 228 990) cuenta con un precioso patio interior.

Para salir. Las discotecas de moda son la Sala Moliere y la White. En esta última suena música negra y rap, y la gran afluencia de extranjeros lo convierte en una buena elección para conocer gente. En la zona de la Alameda, se puede charlar en el ZZ Pub frente a una cerveza.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_