Por la nube volcánica

El Prat estará cerrado al menos hasta el domingo por la mañana

El aeropuerto de Barcelona-El Prat no prevé reabrir hasta el domingo, por la afectación al tráfico aéreo de la nube de ceniza volcánica procedente de Islandia, según informaron fuentes de Aena. El cierre del aeropuerto, hasta media tarde del sábado, había afectado ya a 28.000 pasajeros.

En un principio se había anunciado que el aeropuerto permanecería cerrado hasta las 20 horas, pero las nuevas previsiones de Eurocontrol han hecho alargar el cierre a todo el día de hoy.

Fernando Echegaray, director del aeropuerto, explicó que antes del cierre se habían operado 470 vuelos, dos terceras partes de los previstos para hoy. A partir de las 15.30 horas había programados 226 vuelos con 28.000 pasajeros que, por el momento, no podrán volar.

El director del aeropuerto pidió a los pasajeros que no acudan a la instalación sin haber confirmado con su compañía si se vuelo podrá despegar y a qué hora para "ahorrarse esperas innecesarias". Echegaray informó que Renfe ha reforzado el servicio de trenes entre Barcelona y Madrid para trasladar a pasajeros que se han quedado atrapados en El Prat.

Además, se ha puesto a disposición de las compañías un servicio de autobuses hasta el Aeropuerto de Valencia para que los pasajeros puedan seguir viaje. Vueling y Spanair, las principales compañías de El Prat, recomendaron a los pasajeros que gestionen el cambio de billete o su reembolso principalmente a través de la web. También han habilitado un teléfono de atención al cliente, el 902 808 009 (Vueling) y el 902 13 14 15 (Spanair).

Veinte aeropuertos cerrados

Una veintena de aeropuertos españoles, distribuidos en el norte de la península, entre ellos el de Barcelona-El Prat, permanecerán cerrados hoy al menos hasta las 20.00 horas por la nube de ceniza procedente del volcán islandés Eyjafjalla que cubre parte del espacio aéreo español

La decisión, que sigue la recomendación de la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol), la adoptó el ministro de Fomento, José Blanco, con la "prioridad absoluta" de garantizar la seguridad de los pasajeros. Así lo aseguró el ministro en una rueda de prensa tras la reunión de la Comisión Estatal de Seguimiento de Aeropuertos, creada ayer para actuar ante los efectos de la nube volcánica, que en las últimas semanas bordeó la costa cantábrica hasta que los vientos la empujaron hacia la península.

La nube, que limita la visibilidad y puede poner en riesgo la navegación aérea, provocó desde anoche el cierre del aeropuerto de Santiago de Compostela e impidió que esta mañana abrieran los de Vigo, La Coruña, Asturias, Santander, León, Burgos, Valladolid y Salamanca. El número de instalaciones cerradas se elevó hasta 16 (de ellos 15 bajo la gestión de AENA) a partir de este mediodía, cuando se cerraron también los aeropuertos de Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Pamplona, Zaragoza, La Rioja y Lérida.

Ello había supuesto a mediodía que 123 de los 190 vuelos programados no se pudieran realizar, lo que afectaba a unos 9.500 pasajeros. Pero la evolución de los vientos y la insistencia de Fomento en que no autorizará ningún vuelo, mientras los técnicos no garanticen "plenamente" que la nube de cenizas volcánica está despejada y "no supone ningún riesgo para las aeronaves", les obligó a cerrar cuatro aeropuertos más hasta llegar a la veintena. Los últimos aeródromos en echar hoy el cierre temporal, a partir de las 15.30 horas, fueron cuatro en Cataluña, entre ellos Barcelona-El Prat, Sabadell, Girona y Reus, siguiendo la estimación transmitida por Blanco de que a partir de las 14.00 horas la nube de ceniza se extendería hasta el noreste peninsular.

Ante esta situación, Blanco subrayó: "es nuestra responsabilidad y creo que todo el mundo lo entenderá, que debemos actuar conforme a criterios de seguridad plena para los pasajeros", que podrían ser 28.000 afectados sólo en el caso del aeropuerto de Barcelona, en que se suspenderían 320 de los 648 vuelos programados. Pero al mismo tiempo, el Ministerio, consciente de los problemas que genera el cierre de los aeropuertos y de que tiene que evitar que afecten al menor número de personas posible, trabaja para ofrecer medios de transporte alternativos.

Fomento mantiene el contacto constante con Renfe, aerolíneas y compañías de transporte marítimo y por carretera, con lo que se ponen a disposición medios alternativos para realizar los desplazamientos necesarios. Se ha aumentado la capacidad tanto de trenes como de buques, como también de medios alternativos de transporte de viajeros por carretera para garantizar "en todo momento la movilidad de las personas que la precisen", explicó Blanco. De hecho desde la pasada madrugada Renfe había dispuesto un sistema complementario que permitía aumentar las plazas a medida que se demandaban billetes, con las que había reforzado en más de un millar de asientos las conexiones entre Madrid, Asturias, Bilbao y Cantabria.

Asimismo, siempre según la demanda, la compañía ferroviaria tiene preparado un dispositivo de media distancia entre Valladolid y Santander, Madrid y León, y Madrid y Valladolid. Por su parte, Iberia informó de que intenta trasladar en autobuses en la medida de lo posible a los pasajeros afectados por el cierre de las terminales y presta especial atención a aquellos que tuvieran conexiones.

De cara a las próximas horas, sólo si se cumple lo previsto, se podría restablecer el servicio en la mayoría de los aeropuertos a partir de las 20.00 horas, cuando toda España estaría en situación de abrir la mayor parte de su espacio aéreo. No obstante, si fuera necesario, Blanco dijo que Renfe pondría en marcha tres trenes extras uniendo Madrid y Barcelona -en ambos sentidos- con lo que daría servicio a 2.400 personas más, al tiempo que se prepara el desvío de vuelos a los aeropuertos de Valencia y Barajas.

Iberia cancela todos los vuelos con el norte de España

La compañía aérea Iberia ha decidido este sábado cancelar todos los vuelos con el norte de España como consecuencia del cierre de aeropuertos debido a nube de cenizas volcánicas. En concreto, se trata de las conexiones con Galicia, Asturias, Santander, Bilbao, San Sebastián, Pamplona, Zaragoza, León, Valladolid y Burgos.

Según ha indicado la compañía en un comunicado, está facilitando, en la medida de lo posible, autobuses para transportar a los clientes entre dichos aeropuertos y Madrid, y viceversa, en especial a aquellos que tengan vuelos en tránsito. Hasta las 11.00 horas de la mañana ya habían salido diez autobuses.

Asimismo, ha indicado la posibilidad de que los clientes de la compañía realicen cambios de fecha y reembolsos, que pueden solicitar en oficinas de Iberia y en agencias de viajes a quienes decidan no viajar.

También ruega a los clientes que tuvieran previsto volar hacia o desde alguno de los destinos afectados que no acudan a los aeropuertos. Por ello, la compañía ha reforzado los centros de atención telefónica (902 400 500 para España).

Retrasos sustanciales en los vuelos transatlánticos

La expansión de la nube de ceniza volcánica procedente está provocando hoy "retrasos sustanciales" en los vuelos entre América y Europa, ha indicado la Agencia Europea para la Seguridad en la Navegación Aérea (Eurocontrol).

Los retrasos se deben principalmente a las rutas alternativas que los aviones deben tomar para evitar las zonas afectadas por la nube en el Atlántico.

El área con problemas por la ceniza se extiende desde Irlanda, en el norte, hasta Portugal en el sur, y podría alcanzar por el este ciudades como Barcelona, en España, y Marsella, en Francia.

La reducción del espacio aéreo disponible está afectando de forma general a los vuelos con salida o llegada en la península Ibérica, por lo que pueden esperarse retrasos en toda esa zona, según un comunicado de Eurocontrol.