Petróleo

El crudo de Texas baja el 2,6% y cierra a 75,11 dólares en Nueva York

La cotización del barril de crudo de Texas bajó hoy un 2,6% y cerró a 75,11 dólares en Nueva York, su precio más bajo en tres meses, pese a la noticia de que en abril se crearon 290.000 empleos en Estados Unidos.

Al cierre de la sesión en la Bolsa Mercantil de Nueva York, los contratos de Petróleo Intermedio de Texas para entrega en junio se abarataron dos dólares para alcanzar su precio más bajo desde el pasado 12 de febrero.

Se trata de la cuarta sesión consecutiva en la que el barril de crudo de Texas cierra con un descenso de más de dos puntos porcentuales, con lo que durante esta semana en conjunto se ha abaratado un 12,8%.

En lo que va de año esta materia prima acumula un descenso del 5,35%.

Los contratos de gasolina para junio se depreciaron tres centavos y cerraron a 2,12 dólares el galón (3,78 litros), en tanto que los de gasóleo para ese mismo mes finalizaron a 2,07 dólares/galón, cuatro centavos más baratos que el día anterior.

En el caso del gas natural, los contratos para junio se encarecieron nueve centavos respecto al precio del jueves y concluyeron la sesión a 4,01 dólares por cada mil pies cúbicos.

El descenso del crudo y sus derivados se produjo un día más a medida que la divisa estadounidense ganaba terreno frente al euro y otras monedas, impulsado por la complicada situación económica, financiera y social que se vive en Grecia, y los temores a que ésta se contagie a otros estados de la Unión Europea.

El fortalecimiento de la divisa estadounidense, considerada un valor seguro ante situaciones económicas desafiantes, suele desanimar la inversión en materias primas que, como en el caso del petróleo, se negocian en dólares en los mercados internacionales.

Estos descensos tuvieron lugar pese a haberse conocido antes de la apertura del mercado que en abril se crearon 290.000 empleos en Estados Unidos, según indicó el Departamento de Trabajo, la cifra más alta desde marzo de 2006.

También se supo que el desempleo subió dos décimas el mes pasado y alcanzó al 9,9% de la población activa, lo que da una muestra de que miles de personas que habían abandonado la búsqueda de trabajo han decidido volver a intentarlo a medida que se consolida la reactivación económica.