Cierre de mercados

El Ibex encaja otro recorte del 2,9% tras el tirón de orejas del FMI

Las nuevas advertencias del FMI a España pidiendo urgencia en las medidas para reducir el déficit y la prudencia del BCE, que ha mantenido los tipos pero no ha puesto en marcha ninguna medida no convencional para frenar el recorte del euro, han castigado al Ibex 35 que ha firmado otra sesión negativa con un desplome del 2,9%, cerrando en los 9.352,6 puntos.

El presidente del BCE, Jean Claude-Trichet y el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn
El presidente del BCE, Jean Claude-Trichet y el director gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn

Si las noticias que había traído el BCE no han sido del todo buenas para el mercado, las de FMI han sido incluso peores. Y es que los inversores esperaban que la máxima autoridad monetaria calmara a los mercados financieros después de que el rescate griego no lograra aliviar los temores por los déficits presupuestarios de países que van desde Portugal a Irlanda pasando por España.

El mercado esperaba algunas medidas de política monetaria no convencionales para frenar la caída del euro y devolver algo de estabilidad al mercado, sin embargo el BCE ha tirado por el camino de en medio y ni siquiera ha llegado a discutir la compra de bonos soberanos, una de las medidas esperadas por el mercado.

La frase "los comentarios de Trichet reflejan que el BCE no ve sentido de urgencia en todo lo que está ocurriendo" de José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi, resume el sentimiento del mercado respecto a la reunión de hoy en la que se han mantenido los tipos de interés en la zona euro.

SANTANDER 3,54 -0,90%
IBEX 35 9.562,00 0,46%

Por si esto no fuera suficiente, la Bolsa española ha vuelto a vivir su 'vía crucis particular' a causa del FMI . Y es que el organismo internacional le ha dado un nuevo tirón de orejas al pedir a España que aplique medidas para reducir el déficit con "urgencia". Así, el Ibex 35 ha llegado al cierre con otro desplome del 2,93%, que sumados a los de las tres sesiones anteriores supone un descenso del 10,8%.

Estas advertencias no van dirigidas exclusivamente a España sino que también valen para Portugal e Irlanda, cuyas Bolsas han encajado hoy un tremendo batacazo de alrededor del 3%. El resto de plazas europeas ha cerrado a la baja pero sus caídas han sido menos intensas. París y Francfort han despedido la jornada con recortes respectivos del 1,9% y del 0,7%. Por su parte, Londres ha perdido un 1,1% en plena jornada electoral.

Los mercados europeos siguen al margen de las noticias que llegan de EE UU donde los datos macroeconómicos siguen confirmando la reactivación de su economía. Hoy le ha tocado el turno a las peticiones semanales de subsidio de desempleo.

La renta fija no ha tenido un mejor comportamiento. De hecho, el diferencial de la deuda española con la alemana ha vuelto a marcar nuevos máximos al superar los 165 puntos básicos en un día en el que el Tesoro ha adjudicado 2.350 millones de euros en bonos a cinco años a un tipo de interés del 3, 53%, el precio más alto desde mayo de 2008.

En el parqué español, un día más los bancos han sido el blanco de la presión vendedora. Santander ha despedido la jornada con recortes del 4,59% pese a que HSBC ha emitido un informe positivo para el valor. En el año, las acciones de la entidad financiera pierden un 30,6%. Su competidor, BBVA, también ha despedido la sesión en los últimos puestos de la clasificación, al ceder un 4,76%. La constructora Sacyr Vallehermoso, que pierde desde enero un 41%, ha sido el farolillo rojo del selectivo, con un desplome del 7,8%.

Unicamente, BME y Gas Natural han cerrado la cuarta jornada de la semana con ganancias del 0,19% y del 0,04%.

En el mercado de divisas , el euro se sitúa por debajo de los 1,27 dólares, su nivel más bajo desde comienzos de marzo del pasado año.