Hasta 39, en Madrid

Unos 70 controladores dejarán su plaza vacante este año al cumplir 57 años

Un total de 70 plazas de controladores quedarán vacantes este año, tras la aprobación de la nueva ley de transito aéreo que fija en 57 años el cese de actividad para este colectivo. De ellas, 39 plazas en Madrid, centro neurálgico del control aéreo español, a las que sumarán otras 30 plazas en 2011 en toda la red de AENA.

"En dos años si se siguen produciendo bajas por cumplir 57 años tendremos un problema", aseguraron fuentes de AENA, que apostaron por incorporar personal "cuanto antes", especialmente en el centro de Madrid, donde ahora trabajan 373 controladores.

Para cubrir estos servicios, AENA ha sacado a concurso 96 plazas de traslado general para los centros de control de Madrid, Santiago de Compostela, Valencia y Canarias; otras 35 plazas específicas en el área terminal de maniobras de Madrid, el TMA, y 18 plazas más para este mismo centro, ubicado en Torrejón de Ardoz, como comisiones de servicio voluntarias a las que pueden acceder controladores de cualquier centro, aunque de momento no se ha presentado nadie.

En Madrid, AENA ha incorporado ya a 14 controladores para sustituir a los 24 asignados al aérea de maniobras, que ya no pueden realizar este servicio por contar con 57 años. De ellos, ocho son profesores de SENASA y seis controladores de otras dependencias y personal en instrucción. Esto unido al aumento del 10% de la disponibilidad de la plantilla por los nuevos turnos de descanso, supone contar con 40 controladores más.

A los tres concursos convocados podrán optar los 20 controladores que quedarán liberados en las torres de control por la implantación del sistema de información de vuelos, AFIS, de aquí a fin de año, y los 74 controladores actualmente en formación.

La intención de AENA con este complejo proceso es "equilibrar plantillas" moviendo recursos de centros sobredimensionados a aquellos con déficit en un plazo de dos años, ante la previsión de incremento del tráfico, si bien no se ha cuantificado todavía el número de controladores que se necesitarán, explicaron fuentes del gestor aeroportuario.

El ente estima movilizar a controladores en el plazo de tres meses, aunque el resultado de los concursos durará dos años, y calcula la eliminación de 40 plazas en centros con excedente de plantilla por el "efecto dominó" de dichos concursos.

AENA prevé incorporar este año unos 100 controladores, independientemente de estos concursos. De ellos, 74 corresponden a las dos promociones que están en la escuela de formación y que terminarán a lo largo de este año (47 en junio y otros 27 en diciembre), que se sumarán a los 'liberados' en las torres.

Implantación sistema Afis

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA) dispone ya de los informes de seguridad de AENA para la implantación del sistema de información de vuelo AFIS en seis aeropuertos -La Gomera, El Hierro, La Rioja, Burgos, Huesca y Córdoba-, que está evaluando.

"En sus manos está dar el visto bueno a su viabilidad y determinar en qué aeropuertos se operará con este sistema, además de la certificación y la designación de los proveedores", explicaron las mismas fuentes.

El ente quiere implantar el AFIS -sistema que no requiere de un controlador y es supervisado por un técnico- en un máximo de nueve aeropuertos entre aquellos con menos de 50 operaciones al día, condición que cumplen 24 de toda la red. La AESA publicará su decisión final por orden ministerial, en la que se establecerá el plazo y los requisitos para los proveedores.

No se avanza en la negociación

Por otro lado, AENA y el sindicato USCA, que agrupa al 95% de los controladores que el ente público tiene en plantilla, reanudarán la próxima semana las negociaciones, tras seis reuniones sin alcanzar ningún acuerdo.

Sobre la mesa de negociación el rechazo por parte de los controladores a seguir cobrando el complemento de 33.000 euros anuales de media, "provisional, absorbible y personal", que AENA se ofrece a seguir pagando de manera temporal a los controladores, y los llamados servicios 'express'.

AENA insiste en el pago provisional de este complemento, que ya percibieron desde febrero al 14 de abril, fecha de la entrada en vigor de la nueva ley, en tanto no se negocie otra retribución, medida que USCA rechaza por considerarla una nueva rebaja del 30% de su salario.

El ente considera que la propuesta de los controladores, que plantean repartir este complemento entre el resto de las horas hasta llegar a las 1.200 ordinarias mínimas, es inviable porque "impide cumplir la ley", no ya por el coste, sino porque implicaría pagar a dos precios diferentes la hora ordinaria.

La nueva ley fija un régimen de 1.670 horas ordinarias y 80 horas extra, por lo que el salario de los controladores se calcula de acuerdo con el actual convenio de 1999, que incluye 1.200 horas ordinarias, y la actualización de la revalorización en la función pública, a la que se ha añadido dicho complemento transitorio para acomodarlo a la nueva jornada, aprobado por la comisión de retribuciones (Cecir).

Con estas nuevas condiciones, el salario medio de un controlador se sitúa en los 200.000 euros anuales, incluido el complemento, frente a los 334.000 euros de media que percibieron el año pasado, lo que supone un 40% menos. En marzo, la retribución de los controladores se recortó un 30% con respecto al mismo mes de 2009.

El otro escollo es la nueva programación mensual de los turnos del colectivo, que comunica con 10 días de antelación y en la que AENA asigna guardias localizadas para cubrir huecos por bajas y recurre al llamado servicio 'express', que los controladores rechazan de plano. La aplicación de este sistema en marzo no llegó al 0,2% las horas de control, cifra "insignificante" para AENA.

No obstante, AENA reconoce que "no se está avanzando mucho" en la negociación pero confía en que USCA "medite y reconsidere" este complemento como "favorable", para a partir de ahí pasar a negociar otras cuestiones.