Suscribirán mañana el acuerdo

FCC y Citroën negocian el suministro de coches eléctricos

El fabricante automovilístico Citroën y el grupo de construcción y servicios FCC iniciarán negociaciones para estudiar el posible suministro de vehículos eléctricos por parte de la marca francesa a la compañía controlada por Esther Koplowitz, informaron fuentes de FCC.

Citroën y FCC van a iniciar negociaciones para estudiar el posible suministro de coches eléctricos
Citroën y FCC van a iniciar negociaciones para estudiar el posible suministro de coches eléctricos

Así se recoge en el acuerdo que suscribirán mañana ambas empresas, y que también tiene como objetivo promover estudios preliminares e investigaciones relacionadas con el coche eléctrico, sus infraestructuras asociadas y sobre las necesidades de los consumidores finales respecto a este tipo de coches.

En virtud del acuerdo, las dos compañías estudiarán las actividades de negocio de FCC en que podría utilizarse estos vehículos.

El grupo ve viable sustituir con coches eléctricos parte del actual parque de vehículos de gasolina, como los que emplean los jefes de obra para sus desplazamientos, los de recogida de recaudación de los parquímetros o los de limpieza de marquesinas de autobús, entre otras.

En esos casos, FCC optaría por el C-Zero de Citroën. La firma automovilística tiene previsto destinar al mercado español unas 4.000 unidades de este coche eléctrico hasta el año 2015, lo que supone el 8% del volumen global de ventas de 50.000 unidades establecido por la compañía, que lanzará este modelo en España entre finales de este año y principios de 2011.

En un principio, la comercialización de este coche, desarrollado a partir de un proyecto conjunto con Mitsubishi, se centrará en flotas de empresas, y a partir de 2015 comenzará a penetrar en el mercado de particulares.

El Citroën C-Zero es un automóvil de cuatro plazas que alcanza una velocidad máxima de 130 kilómetros por hora, con 166 litros de capacidad en el maletero y con todo el equipamiento de un coche convencional. Su precio antes de impuestos será de unos 29.000 euros.

Tiene una autonomía de 130 kilómetros y su batería de ión-litio se recarga al 100% en seis horas mediante una toma de corriente convencional. También puede recargarse al 80% en treinta minutos a través de una toma de corriente continua, que permite además efectuar una recarga del 25% en cinco minutos.

FCC enmarca su apuesta por este tipo de vehículos en el proyecto de 'e-movilidad' que desarrolla en España y en su objetivo de adquirir voluntariamente compromisos de responsabilidad ambiental reduciendo el impacto de sus actividades en el entorno.