Seguirá trabajando con quienes lo apoyan

Gabilondo: no habrá pacto tras el 'no' del PP

El ministro de Educación, Ángel Gabilondo, ha anunciado este jueves que "no habrá Pacto de Estado por la Educación" ya que la negativa del principal partido de la oposición impide poner en marcha las reformas normativas necesarias y darle estabilidad, pero seguirá trabajando "de inmediato" con quienes lo apoyan.

Así, ha anunciado que se reunirá "de inmediato" a lo largo de este mes con todos los agentes políticos y sociales, con las comunidades autónomas y representantes de las instituciones educativas para "seguir trabajando" por alcanzar los doce objetivos educativos fijados en el documento final del Gobierno para el pacto.

"Nos hemos reunido diez veces con el PP y tres con su secretaria general, María Dolores de Cospedal. Hemos hecho todo lo posible, aunque parece que para ellos no es suficiente", ha lamentado el ministro, quien ha señalado que aunque su oposición al acuerdo es "una mala noticia para el país", no minusvalora el resto de apoyos.

El 'no' del PP

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, anunció este jueves en rueda de prensa que su grupo no va a firmar el Pacto Social y Político por la Educación que impulsa el Gobierno.

Este jueves se cumple el plazo de 15 días "para fijar posiciones" que concedió el ministro el pasado 22 de abril, durante una jornada en la que se reunió con agentes sociales y políticos y representantes de las comunidades autónomas para entregarles el texto definitivo de propuestas de mejora del sistema educativo.

De este modo, a lo largo del día todos los interlocutores, con los que Gabilondo ha negociado durante más de un año para alcanzar el Pacto de Estado por la Educación, darán a conocer su decisión de apoyar o rechazar el acuerdo.

Los rectores lo apoyan

Por su parte, la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) ha apoyado hoy el Pacto Social y Político por la Educación y ha hecho un llamamiento al consenso de las fuerzas políticas y sociales en torno a la propuesta definitiva que presentó el ministro Ángel Gabilondo hace dos semanas.

En un comunicado, el presidente de la CRUE, Federico Gutiérrez-Solana, considera que el documento final recoge la demanda social de pacto, apunta a resolver problemas educativos importantes y es flexible.

Además, "refleja la trascendencia de coordinar todas las etapas de la educación, de modernizar e internacionalizar las Universidades, y de fomentar todos los aspectos de respeto al pluralismo y de apoyo a la cohesión social y la igualdad de oportunidades".

Gutiérrez-Solana considera que el texto es lo "suficientemente abierto" como para que, después, las CCAA y también las Universidades ajusten el modelo general del pacto a las circunstancias económicas, sociales y culturales de cada territorio. El presidente de los rectores considera el pacto "vital" para el desarrollo del país y una "exigencia" de la sociedad.

"La educación es esencial -ha señalado- para el futuro de España, y por tanto estamos hablando de si triunfa un país, no de si triunfa un ministro (...) Prioricemos, ordenemos e impulsemos un sector absolutamente decisivo para la prosperidad, el bienestar y la autonomía en el diseño de nuestro modelo social".

En los asuntos universitarios, Gutiérrez-Solana ha recordado que el documento del pacto indica expresamente el compromiso de alcanzar en el horizonte de 2015 una inversión en educación, en porcentaje sobre el PIB, equivalente al nivel de la UE.

"Este es un compromiso muy importante en un tiempo de crisis y ajustes presupuestarios -ha concluido- y supone un objetivo para toda la sociedad, porque si queremos ser un país realmente avanzado tendremos que invertir en educación y ciencia como los realmente avanzados, y no hay otro camino".