Aprobará un decreto ley "urgente"

Trabajo advierte que el mes no acabará sin reforma laboral

El Ministerio de Trabajo asume que la reforma laboral no puede pasar de este mes y se prepara ya para llevar al Consejo de Ministros un decreto ley "urgente" con las medidas oportunas, cuenten o no con el consenso de sindicatos y patronal.

La reforma laboral será una señal de confianza, más que un efecto inmediato en el empleo", admitió ayer el director general de Trabajo, José Luis Villar. Por eso, ante la acuciante necesidad del Gobierno de lanzar un mensaje de aplomo a los revueltos mercados que ha dejado la tempestad griega, y a un país que se aproxima peligrosamente a los cinco millones de parados, ha decidido actuar. "No va a pasar de este mes sin que se tomen medidas", aseguró Villar, que aclaró que haya o no acuerdo con los agentes sociales, el Ejecutivo aprobará el paquete de forma "urgente" mediante un decreto ley.

Así, el calendario insinuado por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, la pasada semana fue apuntalado ayer por Villar, que participaba en las jornadas "Presente y futuro de la reestructuración de plantillas en España" que organizó la Asociación por el Progreso de la Dirección, Mercer y Creade.

Sobre la mesa, el director general de Trabajo puso el ejemplo de marzo del pasado año, cuando su Ministerio aprobó en solitario un "paquete de medidas urgentes para el mantenimiento del empleo" ante la incapacidad de sumar las firmas de los sindicatos y la patronal.

Este decreto permitía, por ejemplo, poner el contador de prestaciones a cero para los trabajadores que las consumieran en un ERE de suspensión temporal del empleo y terminaran siendo despedidos. Lo que Villar no recordó ayer es que la tramitación parlamentaria de dicha norma se alargó hasta finales de año, y fue una ventana abierta para las enmiendas del resto de grupos políticos que aprovecharon la debilidad del PSOE en el Congreso. Lo mismo que, previsiblemente, le ocurriría ahora a la reforma laboral si no va "blindada" por el consenso de las organizaciones empresariales y sindicales.

CC OO ve cerca el pacto

En este sentido, el director adjunto del departamento de relaciones laborales de la CEOE, Francisco Avendaño, declaró en el mismo foro que la patronal está dispuesta para el pacto, si bien no aceptará una reforma "tibia".

A su vez, el secretario general de CC OO, Ignacio Fernández Toxo, manifestó su confianza en que su formación y UGT podrán presentar un acuerdo "importante" con la CEOE en un "espacio corto de tiempo".

"Como ya hemos tenido varios reveses, prefiero no generar expectativas que luego no se puedan cumplir", matizó Toxo, en referencia al sonado fracaso que protagonizó el diálogo social tripartito en julio de 2009. El líder sindical, que participó en un seminario europeo sobre el mercado laboral, confirmó que sindicatos y patronal han "acelerado" la negociación bilateral para limar el pacto, informa Europa Press.

Facilitar el despido

Entre los contenidos fundamentales que el director general de Trabajo destacó ayer para la reforma laboral se encuentra facilitar el uso del despido por causas objetivas (con indemnización de 20 días por año trabajado en lugar de los 45 del improcedente), hoy día muy difícil de justificar ante el juez.