Tráfico aéreo

El volcán islandés vuelve a cerrar aeropuertos en Reino Unido e Irlanda

Una nueva nube de cenizas procedente del volcán situado bajo el glaciar Eyjafjalla volvió a provocar de nuevo el cierre de aeropuertos de Irlanda, Escocia e Irlanda del Norte desde la tarde del pasado martes. Tras analizar la situación, el espacio aéreo se reabrió ayer finalmente a las 14.30 horas, excepto una pequeña área en el noroeste de Reino Unido que no afecta a sus vuelos. Los aeropuertos que se habían visto afectados eran los de Dublín, Shannon, Cork, Knock, Donegal, Waterford, Kerry y Sligo. En Irlanda del Norte, los de Belfast y Derry, y en Escocia, algunos secundarios del norte del país.

AENA informó que las aerolíneas han tenido que cancelar un total de 24 vuelos. Los aeropuertos afectados en España fueron Alicante (cuatro vuelos), Barcelona (dos), Bilbao (otros dos), Fuerteventura (dos), Málaga (ocho), Palma (dos) y Reus (cuatro).

La responsable de este nuevo cierre de aeropuertos es una nueva nube de cenizas que se dirige hacia el sur por un cambio en la dirección del viento. Esta circunstancia, unida a la cantidad de ceniza que sigue expulsando el volcán situado en el sur de Islandia, ha provocado en las últimas horas que se superen los niveles "aceptables" para los aviones, asegura la cadena BBC citando un comunicado de la Autoridad de Aviación irlandesa (IAA). El volcán sigue escupiendo ceniza y todo parece indicar que seguirá haciéndolo, dado que en los últimos días han aumentado las explosiones y ha disminuido la expulsión de lava, según los expertos.