Menos de 120 gramos por kilómetro

Peugeot-Citroën prevé vender un millón de coches de bajas emisiones de CO2 en 2012

El grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën tiene el objetivo de alcanzar un volumen de ventas de un millón de automóviles con unas emisiones de dióxido de carbono por debajo de 120 gramos por kilómetro en 2012, según ha anunciado este martes el director técnico e industrial del consorcio, Guillaume Faury, durante la presentación de la estrategia de vehículos de bajas emisiones de la compañía.

Faury ha señalado que en la actualidad la sociedad tiene unas grandes necesidades de movilidad y una mayor conciencia del impacto que tiene el transporte sobre el medio ambiente, por lo que ha resaltado que su compañía trabaja para satisfacer estas necesidades de movilidad, al tiempo que reduce la huella medioambiental de sus automóviles.

Para ello, PSA está trabajando en el marco de una estrategia para 2020 que tiene, entre otros objetivos, el de alcanzar unas ventas de un millón de vehículos Peugeot y Citroën de reducidas emisiones en 2012, para lo que está desarrollando nuevos productos y servicios de movilidad.

Faury ha indicado que, a pesar de la actual situación de crisis económica, es un buen momento para introducir vehículos que incorporen tecnologías innovadoras, especialmente en lo que se refiere a la reducción de las emisiones de dióxido de carbono.

En este sentido, ha afirmado que para lograr disminuir las emisiones de CO2 de los automóviles hay que reducir la potencia de los vehículos, así como rebajar el peso de éstos, mejorar su coeficiente aerodinámico y lograr la mínima resistencia posible a la rodadura.

El director técnico e industrial de PSA ha señalado que su compañía está basando su estrategia en diferentes tipos de vehículos para lograr el objetivo de reducción de emisiones y resalta que los coches eléctricos e híbridos representarán el 20% del mercado total en 2020.

Nuevos vehículos verdes

El primero de ellos es el campo de las mecánicas diésel, que en la actualidad permiten tener emisiones de menos de 100 gramos de CO2 por kilómetro en vehículos como el Peugeot 207 o el Citroën DS3. La empresa gala también está mejorando el rendimiento de sus propulsores de gasolina y afirmó que en 2011 contará con coches con estos motores que emitirán menos de 100 gramos de CO2 por kilómetro.

Además, la empresa también introducirá la tecnología Start & Stop en sus vehículos diésel y de gasolina a partir del año próximo, lo que permite reducir en un 15% las emisiones. Igualmente, a finales de este año se lanzarán los primeros vehículos completamente eléctricos (Peugeot iOn y Citroën C-Zero) en colaboración con la japonesa Mitsubishi.

Al mismo tiempo, PSA introducirá a finales de 2011 nuevos automóviles híbridos diésel que serán automóviles de gamas más altas y emitirán menos de 100 gramos de CO2 por kilómetro, mientras que los híbridos enchufables de la empresa llegarán en 2012 y emitirán menos de 50 gramos de dióxido de carbono por kilómetro recorrido.

Ayuda de los Estados

Por otra parte, el directivo de PSA ha subrayado que para lograr que todos estos vehículos lleguen al mercado y ayuden a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera será necesario el apoyo de los diferentes países, mediante subvenciones y otras medidas, ya que estas tecnologías tienen un sobre coste de producción y una fuerte inversión inicial.

Además, ha resaltado la necesidad de poner en marcha una red adecuada de recarga para los coches eléctricos en función de las necesidades de los clientes y con especial acento sobre la recarga normal compatible con los vehículos actuales.