Denuncian los "servicios ilegales"

La industria del juego privado se alía contra los operadores en internet

La industria española del juego privado tradicional, bingos, tragaperras y casinos fundamentalmente, ha presentado denuncias contra los operadores de juego por internet.

Las compañías españolas de juego privado tradicionales, bingos, tragaperras y casinos, han contratado los servicios del despacho Garrigues para denunciar los "servicios ilegales" que los operadores de juego por internet ofrecen en España.

La Asociación Española de Casinos de Juego, la Confederación Española de Organizaciones del Juego del Bingo y la Confederación Española de Empresarios del Juego han presentado denuncias ante los responsables del juego de cada una de las 17 comunidades autónomas, así como ante el Ministerio del Interior y ante el Departamento de Aduanas e Impuestos Especiales de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria del Ministerio de Economía, por lo que consideran una "actividad ilegal".

Las asociaciones denunciantes aseguran que operadores como Bwin -principal patrocinador del Real Madrid- realizan una actividad "contraria a Derecho al carecer de la autorización administrativa correspondiente, aun cuando algunos de ellos la hayan obtenido en sus respectivos países de origen", según un comunicado enviado ayer por las tres asociaciones. Se trata de la primera vez que las empresas de juego tradicional en España se alían para llevar a cabo una acción conjunta de estas características.

"Desde hace años operadores de juego online ofrecen sus servicios en España sin autorización ni control", aseguran las asociaciones en el comunicado. "Lejos de ocultar su actividad, se publicitan en los soportes más codiciados, entre otros las camisetas de equipos de fútbol de primera división", añaden. Las empresas de juego privado tradicionales en España tienen prohibido anunciarse en cualquier tipo de medio.

Los denunciantes destacan que el juego por internet "está provocando graves daños a dos colectivos concretos, los menores y los jugadores de azar rehabilitados". Por último advierten que la Administración puede tener responsabilidad patrimonial exigible "por su inactividad ante la situación que se denuncia, ya que existe un evidente daño directo y cuantificable a las empresas del sector que sí operan legalmente".

Cambios legislativos

La denuncia presentada coincide con cambios legislativos puestos en marcha en España que afectan a toda la industria del juego en el país. El Gobierno se ha comprometido a sacar adelante esta legislatura una nueva normativa sobre juego para regular, en parte, la actividad del juego en internet.

Las asociaciones denunciantes recordaron ayer que las comunidades autónomas tienen competencias exclusivas en esta materia y que por tanto debería prohibir el juego en internet.

La ONCE saca nuevos 'rascas' para paliar la caída de ventas

La ONCE presentó ayer cuatro nuevos juegos de azar, similares a los rascas que ya vende, para contrarrestar la caída de ventas sufridas por la organización en los últimos meses. La empresa ha registrado un 14,5% menos de facturación en el último año. Los nuevos juegos podrán adquirirse, por vez primera, en quioscos de prensa, estancos y gasolineras, además de en los 21.000 puntos de venta que ONCE tiene en España. El cupón seguirá siendo vendido en exclusiva de los puntos de venta de la organización.

La delegada de ONCE en Cataluña, Teresa Palahí, anunció ayer que en unos meses se distribuirá bajo la marca Gana Ya! un nuevo juego, el Superonce, que pertenece, junto con la Primitiva, el Euromillón o el 7/39, a lo que Palahí ha calificado de juegos activos a diferencia de los rascas, que son pasivos, informó Efe. "La tendencia va hacia juegos activos mientras que los pasivos van desapareciendo y en algunos países de Europa ya no existen", dijo.