Fin del Plan 2000E entre mayo y junio

La venta de coches sube un 39,3% en abril y la industria augura un batacazo

El mercado del motor en España confirmó en abril que pierde fuelle, aunque permanece en tasas muy altas. Las ventas de automóviles cerraron en abril su octavo mes seguido de crecimientos y con un robusto 39,3% de alza. Pero la primavera parece tocar a su fin. Anfac y Ganvam prevén el fin de las ayudas entre mayo y junio, y auguran un descalabro si no existe prórroga.

El mercado del automóvil vive las últimas semanas de su particular primavera. El Plan 2000E auspiciado por el Gobierno no sólo ha logrado reactivar las ventas, sino que ha provocado unos crecimientos récord que, no obstante, parecen atisbar su fin. Las matriculaciones alcanzaron 93.637 unidades en abril, el 39,3% más respecto al mismo mes de 2009, con lo que acumulan ocho meses consecutivos al alza, informaron ayer las asociaciones de fabricantes (Anfac) y vendedores (Ganvam). El crecimiento de abril, pese a su aparente fortaleza, es sensiblemente inferior al 63,1% de incremento registrado en marzo. Este crecimiento fue excepcional, dado que se anotaron en este mes operaciones acumuladas del 2000E. En el cuatrimestre, las ventas se elevaron a 379.804 unidades, el 43,2% más.

Así, se comienza a vislumbrar una desaceleración del mercado, que acabará en fuertes retrocesos si se cumplen las previsiones de la industria. El director general de Anfac, Luis Valero, calculó ayer que el 2000E consumirá en mayo sus últimos 20 millones de euros de presupuesto, si bien quedará "un pequeño margen" de operaciones que se efectuarán en junio. El presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez Torres, se mostró por su parte algo más optimista y vaticinó que el presupuesto "aguantará" hasta junio, toda vez que hasta el 30 de abril quedaban pendientes 40.000 operaciones de las 200.000 previstas. El fin llevará a que la tendencia será "claramente a la baja", según el presidente de Faconauto, Antonio Romero-Haupold.

La gran batalla de la industria, por ello, está ahora en lograr que el Ejecutivo renueve el programa de ayudas, para evitar una situación que en junio puede ser "difícil", según Valero, dado que su fin, además se unirá al alza de dos puntos del IVA. Según cálculos de la patronal, el programa ha generado una demanda adicional de entre 120.000 y 130.000 matriculaciones. La industria ve además beneficios para las arcas públicas. El presidente de la asociación de importadores (Aniacam), Germán López Madrid, aseguró que sin el 2000E dejarán de matricularse en la segunda mitad del año 100.000 turismos y el impacto para el Estado rondará los 320 millones.

Las matriculaciones acumulan un crecimiento del 43,2% en lo que va de ejercicio

Los consumidores abaratan sus gustos

Malos momentos para los productos de la división premium. Los segmentos ejecutivo, lujo, los deportivos y los todoterrenos de lujo registraron descensos el mes pasado, los únicos que no mejoraron sus ventas.

Por contra, los segmentos micro y pequeño registraron alzas del 59,86% y del 46,8%, respectivamente, si bien los mayores crecimientos recayeron en los todoterrenos medios y grandes. Los todoterrenos se han recuperado de la debacle que atravesaron entre 2008 y 2009, y se anotan 8.926 operaciones en abril, el 45% más, lo que llevó el acumulado anual a 24.427 vehículos (+38,5%).

Alzas de particulares y de las alquiladoras

El canal de particulares fue el motor de la demanda en abril, y lograron aumentar sus compras el 47,6% en el mes y el 41,7% en el acumulado. Las empresas de alquiler también mantuvieron el impulso comprador desde primeros de año y en abril aumentaron sus adquisiciones de coches el 53,8%, que llevó el acumulado del cuatrimestre a una subida del 101,2%.

El 71% de los coches comercializados en abril estaba equipado como motor diésel, frente a la cuota del 29% para los de gasolina. En el primer cuatrimestre, la proporción es del 70% para el diésel y del 30% para la gasolina.

Peugeot acelera y se proclama líder

Vuelco en la cabeza de la lista de los coches más vendidos. Peugeot adelantó en abril a los líderes tradicionales, como Citroën, Seat, Renault o Ford y lideró el mercado español en abril pasado con 9.705 matriculaciones y un crecimiento del 82,4%, mientras que el Renault Mégane fue el coche más vendido del mes con 3.855 unidades comercializadas. La segunda marca más vendidas fue la otra pata del grupo PSA, Citroën, con 8.523 unidades, un 39,5%% más, seguida de Seat con 8.183 unidades (+46%).

El Seat Ibiza, por su parte, acercó posiciones con el best seller de Renault, tras crecer el 33%.