Uno de sus mayores contratos

FCC engorda su cartera internacional con una obra ferroviaria de 935 millones en Argelia

El reto de aumentar el peso del negocio internacional ha llevado a FCC a apuntarse en Argelia uno de sus mayores contratos de construcción fuera de España. El grupo que preside Baldomero Falcones se encargará de las obras de la línea ferroviaria de 185 kilómetros que enlazará el área oeste de Argel, entre Relizane y Tissemsilt, por 935,5 millones de euros.

La española se ha llevado el contrato tras conformar una unión temporal de empresas (UTE) con el grupo privado local Etrhb Haddad, según una nota emitida ayer. Fuentes oficiales afirman que FCC cuenta con un 51% del capital de la sociedad, por un 49% bajo el control de la constructora argelina.

El organismo promotor de esta actuación es el Ministerio de Transportes a través de la Agence Nationale des Etudes et Suivi de Réalisation des Investissements Ferroviaires (Anesrif). La obra debe concluir en un máximo de 54 meses y la infraestructura estará preparada para velocidades de 160 kilómetros por hora. El proyecto forma parte de un programa de desarrollo para el periodo 2009-2014 que promete inversiones por 114.000 millones de euros.

FCC 11,40 0,00%

Los planes de este país norteafricano pasan por potenciar las infraestructuras de transporte, las instalaciones para la gestión del agua y el sector energético. Tres campos en los que FCC está actuando tanto en España como en el exterior.

Experiencia en agua

La entrada del grupo en Argelia se produjo a través de la filial de gestión de agua Aqualia, que atiende el encargo de construir y explotar junto a Inima (filial de OHL) las desaladoras de Mostaganem y de Cap Djinet, por un montante de 1.100 millones.

Al margen de esas actuaciones, la compañía que controla Esther Koplowitz también tiene entre sus contratos el de las obras del estadio de Tizi Ouzou (359 millones de euros).

En la presentación de los resultados anuales, a finales de febrero, el presidente Falcones incidió en dos máximas: el necesario recorte de gastos y el reto de apuntalar el negocio fuera de España. FCC ya debe el 44% de su facturación global a la actividad internacional. Un porcentaje que alcanza el 54% en la división de construcción, cuyo objetivo a la vuelta de dos años está fijado en el 60%.

Esta es la primera experiencia de FCC con Etrhb Haddad. Un socio local que tiene experiencia en autopistas, obra hidráulica y en líneas ferroviaria, entre las que destaca el corredor Redjem-Démouche, de 140 kilómetros.

La noticia impactó en la cotización de FCC moderando la tendencia bajista a media tarde. La acción cerró la jornada en 24,5 euros, con una caída del 0,47%.