El principal índice de la Bolsa de Sao Paul

Agre, la inmobiliaria de Bañuelos, empieza a cotizar en Brasil

Agre, inmobiliaria brasileña controlada por Enrique Bañuelos, comienza hoy lunes 3 de mayo a cotizar en el Ibovespa, el principal índice de la Bolsa de Sao Paulo, equivalente al Ibex 35 español.

La compañía se estrenará en este selectivo con una capitalización bursátil de 2.346 millones de reales brasileños (unos 980 millones de euros) y un 'free float' del 69%.

Agre ha sido admitida a cotización en el Ibovespa apenas unos meses después de cerrar la fusión de las tres empresas (Agra, Abyara y Klabin) que dio lugar al actual grupo inmobiliario.

Con su estrada en el principal índice de la bolsa de Brasil, Agre se suma así a las otras grandes inmobiliarias del país ya presentes en este selectivo (Cyrela, PDG, Grafisa y Rossi), que en total integra a sesenta empresas.

Bañuelos, a través de su sociedad de inversión Veremonte, controla el 22% del capital de Agre, participada en otro 9% por su equipo directivo.

Fuentes próximas a Veremonte destacaron el "éxito y el reconocimiento" que supone formar parte del Ibovespa, dado que representa que el mercado valora la "liquidez, transparencia y capitalización" de la compañía inmobiliaria.

La firma subraya asimismo que con su inclusión en este selectivo comenzará a formar parte de las carteras de inversión de fondos institucionales, tanto brasileños como internacionales, que tomarán sus acciones para replicar el índice Ibovespa. Además, empezará a ser seguida por los mejores inversores y analistas.

Agree es una de las compañías inmobiliarias más diversificadas del sector en Brasil, al contar con presencia en todas las regiones del país y con actividad en distintos segmentos del negocio. A cierre de 2009 su cartera de activos sumaba un valor de 18.300 millones de reales (unos 8.000 millones de euros).

El grupo concluyó el pasado ejercicio con un beneficio neto de 172,07 millones de reales (unos 74 millones de euros), lo que supuso casi multiplicar por siete (+561%) el resultado conjunto de 2008 de las tres inmobiliarias que se integraron en la actual compañía. Sus ingresos crecieron un 25,5%, hasta sumar 1.695,41 millones de reales (unos 734 millones de euros).