Marwqan Arbache, de 34 años

Juicio a un ex directivo de Michelin por espionaje industrial

La justicia francesa celebró hoy el proceso contra un antiguo directivo de Michelin acusado de espionaje por haber intentado vender secretos industriales del fabricante francés de neumáticos a su competidor japonés Bridgestone.

Marwqan Arbache, de 34 años, compareció ante el Tribunal correccional de Clermont-Ferrand imputado por abuso de confianza, violación de secretos industriales y entrega a una empresa extranjera de informaciones susceptibles de atentar contra los intereses nacionales de Francia.

Arbache, que había dimitido de su puesto de responsable de la división de camiones de Michelin en marzo de 2007, envió diversos mensajes de correo electrónico al principal competidor del grupo francés, Bridgestone, una serie de elementos confidenciales por los que pedía unos 115.000 euros, según el acta de acusación.

Bridgestone, sin embargo, en lugar de intentar aprovecharse de la situación, advirtió a Michelin de las maniobras de este hombre diplomado en Física y considerado gran competidor, que se había ido de la empresa con ficheros informáticos.

Sin que Arbache se enterara, Michelin directamente se puso a negociar con él haciéndose pasar por Bridgestone, hasta que consideró tener pruebas suficientes para formalizar su denuncia, que condujo a la detención del antiguo empleado, que pasó cuatro meses en prisión provisional.

Aunque una parte de su estrategia de defensa pasa por minimizar el contenido de esos ficheros, los responsables de Michelin han querido subrayar el carácter "altamente estratégico" de los datos que intentó vender, y en particular un proyecto confidencial del grupo francés del que sólo estaban al corriente una decena de personas en su interior.

El antiguo directivo de Michelin, en función de los cargos que pesan contra él podría ser condenado hasta a 10 años de cárcel y a una multa de 150.000 euros por el Tribunal Correccional de Clermont Ferrand, que debía dejar el caso visto para sentencia al término de la audiencia.