Fusión de los procesadores de Servired y 4B

Los grandes de la banca gestionarán juntos sus pagos con tarjeta

La fusión de los procesadores de Servired y 4B sale adelante. La Caixa, BBVA, Caja Madrid y Santander, los grandes socios de los dos esquemas, han alcanzado un acuerdo para unificar en una sola firma la tramitación de sus pagos con tarjeta. La nueva compañía estará operativa en septiembre.

Los grandes de la banca gestionarán juntos sus pagos con tarjeta
Los grandes de la banca gestionarán juntos sus pagos con tarjeta

Los grandes bancos y cajas españoles han alcanzado un acuerdo para gestionar juntos sus pagos con tarjeta. Tras un año y medio de negociaciones no exentas de algún traspiés, La Caixa, BBVA, Caja Madrid y Santander han decidido unificar Sermepa y Redes y Servicios (Redy), sus procesadores de pagos con tarjeta.

Estas cuatro entidades han logrado consensuar un equilibrio de poder que permita prosperar a la fusión. La Caixa, BBVA y el Grupo Santander poseerán un 16% de la compañía resultante, mientras que CajaMadrid tendrá otro 11%, según explica una fuente conocedora del proceso. Otra persona cercana a las negociaciones aclara que, aún así, el reparto de puestos en el consejo de administración del nuevo procesador será idéntico entre los cuatro grandes. Entre tanto, las participaciones de Banco Popular, Sabadell, Bancaja, Caixa Catalunya y Banco Cooperativo Español (central de las cajas rurales) oscilarán entre el 6,3% y el 3,8%.

Este equilibrio de poder es fruto de la ecuación de canje establecida al unificar Sermepa con Redy. El procesador de Servired representará tres cuartas partes de la nueva compañía, mientras que el de 4B supondrá el 25% restante.

Pero aunque el acuerdo político es una realidad, aún queda por delante todo el procedimiento jurídico y administrativo de la operación. Por lo pronto, la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) deberá emitir un informe favorable a la fusión. Fuentes bancarias explican que no debería surgir problema alguno a este respecto puesto que ahora elmercado de procesamiento de pagos es común para toda la Unión Europea (UE). De hecho, ya se han producido operaciones parecidas como las fusiones de Voca y Link en Reino Unido o de SIA (Società Interbancaria per l'Automazione) y SSB (Società per i Servizi Bancari) en Italia, ambas de 2007. Más próximas en el tiempo son las alianzas de Santander UK (ex Abbey) con Elavon y de ING Bélgica con Atos Origin, como recuerdan expertos de la consultora británica Lafferty.

Estas operaciones son consecuencia de un proceso de más amplio alcance: la implementación de la zona única de pagos del euro (SEPA, en inglés). Esta iniciativa promovida por las autoridades comunitarias y la industria bancaria trata de extender a las operaciones electrónicas (tarjetas, domiciliaciones, giros, etc.) la unidad de uso que ya existe en las transacciones con efectivo al fijar estándares tecnológicos comunes a toda Europa.

Uno de los requisitos que impone SEPA es que se separen los esquemas de tarjetas (en España hay tres: Servired, 4B y Euro 6000) de los procesadores (Sermepa, Redy y CECA). En 2008, 4B formalizó su separación de Redy. Sin embargo, Servired aún no se ha desgajado de Sermepa. Por tanto, para que fructifique la fusión de los dos procesadores Servired debe convocar antes una junta general de accionistas que culmine esta separación jurídica. La fusión entre Redy y Sermepa debe ser aprobada por las respectivas juntas y, más adelante, se celebrará la primera asamblea de la sociedad resultante donde se nombrará el nuevo consejo de administración.

Las fuentes consultadas indican que aún no se ha determinado qué personas formarán el órgano de Gobierno ni cómo se llamará la compañía, pero aclaran que el proceso debería estar concluido hacia finales de verano. Más concretamente, en septiembre. La firma contará con unos 500 empleados. Su creación busca abaratar el procesamiento de pagos con tarjetas. Fuentes del sector estima que manejará unas 3.000 millones de operaciones anuales. Las sinergias comenzarán a percibirse a partir del tercer o cuarto año.