Accidente medioambiental

BP asumirá todos los costes del vertido de crudo en el golfo de México

Las acciones de la petrolera británica British Petroleum (BP), concesionaria de la plataforma causante del grave vertido de petróleo en el golfo de México, cayeron el viernes un 1,49% en la Bolsa de Londres, arrastradas por el suceso. Los títulos de BP se depreciaron 8,70 peniques, para cerrar la semana en el FTSE-100 en 575,5 peniques.

Como concesionaria de la plataforma Deepwater Horizon, cuyo derrumbe ha provocado que el crudo llegue ya hasta las costas del estado de Luisiana (EE UU), British Petroleum es la responsable última de las tareas de limpieza y contención, y de su financiación. Las pérdidas para la industria pesquera de Luisiana se estiman en 2.500 millones de dólares. BP aceptó el jueves la oferta de ayuda del ejército de EE UU para controlar el derrame, después de que las autoridades dijeran que la mancha de crudo avanza cinco veces más rápido de lo previsto. Según los últimos datos, el derrame petrolero, producto de una explosión seguida de incendio que destruyó la plataforma el pasado 20 de abril, crece a un ritmo de 5.000 barriles diarios.

El Gobierno de EE UU, que ha suspendido sus planes de nuevas exploraciones petroleras en aguas profundas por el vertido en el golfo de México, busca evitar a toda costa que el accidente pueda convertirse en un "nuevo Katrina". El Gobierno de EE UU "no escatimará ningún esfuerzo" para paliar el desastre, dijo Barack Obama.