Conflicto tecnológico

Adobe responde a Jobs y afirma que Flash es un sistema abierto

Adobe ha tardado menos de 24 horas en responder a las duras críticas lanzadas ayer por Steve Jobs, consejero delegado de Apple, contra la tecnología Flash que impulsa la compañía de software. En un comunicado, Adobe acusó a la empresa de la manzana de confundir deliberadamente a la gente en un intento de proteger su propio negocio, y de crear cortinas de humo.

Los directivos de Adobe señalaron que los movimientos de Apple para bloquear la entrada de Flash y otras tecnologías en sus dispositivos (el iPad, el iPhone y el iPod Touch) están diseñados para proteger su modelo de negocio que bloquea a los desarrolladores y consumidores dentro de un único sistema propietario.

El responsable tecnológico (CTO en el acrónimo anglosajón) de Adobe, Kevin Lynch, señaló que la conducta hacia Flash no es la cuestión. "La primera cuestión es que Apple está optando por bloquear Flash que es una tecnología utilizada ampliamente, además de los sistemas de otros proveedores", dijo el ejecutivo. Lynch indicó que confía en que Apple y Adobe podrían trabajar conjuntamente así como con otros proveedores de tecnología, y afirmó que su empresa podría proporcionar una experiencia magnífica con Flash para los usuarios de iPhone, iPad e iPod Touch.

APPLE INC. 217,66 -1,08%

Ayer, Steve Jobs hizo pública una carta explicando las razones por las que Apple rechaza usar Flash en sus dispositivos a favor de estándares abiertos como HTML5. El consejero delegado de Apple afirmó que Flash es un producto "de la era del PC no de los móviles". Además, aseguró que la decisión no obedecía a cuestiones de negocio, sino que respondía a cuestiones técnicas. Jobs dijo que aunque Flash es un producto ampliamente extendido, "no significa que sea abierto, dado que es controlado enteramente por Adobe y solo está disponible desde Adobe".

Impacto para Adobe

En la última semana, y en medio de la polémica con Apple, las acciones de Adobe han caído en torno a un 7%. El mercado está muy atento a cuál puede ser el impacto para la empresa que, semanas atrás, reconoció que la decisión de Apple podía afectar a su negocio.