Por las menores provisiones para insolvencias

CCM redujo sus pérdidas en 2009 a 563 millones, un 24,5% menos que en 2008

Caja Castilla-La Mancha (CCM) ha tenido en 2009 unas pérdidas de 563 millones de euros, un 24,5% menos con respecto al ejercicio de 2008, cuando ascendieron a 746 millones.

Así figura en el informe remitido por la Caja de Castilla-La Mancha a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) al cierre del ejercicio 2009.

La entidad ha reducido sus pérdidas por las menores provisiones para insolvencias.

La CCM fue intervenida por el Banco de España hace poco más de un año por sus problemas de liquidez y en la actualidad se encuentra en proceso de absorción por la asturiana Cajastur a través del Banco Liberta.

La asamblea general de Caja Castilla-La Mancha que deberá aprobar la integración con Cajastur se celebrará probablemente a primeros de mayo, y la integración de su negocio financiero en el grupo asturiano está previsto que se cierre a finales de junio.

La operación, autorizada hace más de cinco meses, se realizará mediante la integración del negocio financiero de CCM en el Banco Liberta, propiedad de Cajastur.

Hasta entonces, la entidad castellano-manchega, que fue intervenida por el Banco de España el 28 de marzo de 2009, continuará bajo la gestión del supervisor.