Plan de rescate

Italia prepara un decreto ley para prestar 5.500 millones de euros a Grecia

El Gobierno italiano, que preside Silvio Berlusconi, prepara ya un decreto ley para facilitar un préstamo de 5.500 millones de euros a Grecia en el marco del plan de rescate de 45.000 millones de euros comprometido por los países de la zona del euro y del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Así lo hizo saber Berlusconi a través de un mensaje divulgado hoy en la página web de la organización "Promotores de la Libertad", que promueve las iniciativas del mandatario desde el seno de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL).

Berlusconi hizo este anuncio horas después de que se confirmó que los ministros de Economía de la zona del euro celebrarán este domingo una reunión extraordinaria por teleconferencia para decidir sobre la activación del mecanismo de ayuda financiera a Grecia.

"Justo en estas horas, en continuo contacto con el ministro del Tesoro, (Giulio) Tremonti, estamos poniendo a punto el decreto ley con el que Italia dará probablemente 5.500 millones de euros a Grecia para defender nuestra moneda común de la especulación", dijo Berlusconi.

"Esto significa defender también y, sobre todo, a nuestros ahorradores, a nuestras familias y a todos los ciudadanos", agregó el primer ministro, confirmando la cifra de ayuda por parte de Italia que ya adelantaban algunos medios de comunicación italianos hace unos días.

En su mensaje, Berlusconi se refirió además a la confianza que, según él, los mercados internacionales han demostrado en la economía italiana, después de que la agencia Standard & Poor's (S&P) rebajara esta semana la calificación de la deuda de Grecia, Portugal y España, socios de la eurozona.

"Justo a estas horas hemos tenido una confirmación, que los periódicos han minusvalorado, sobre la confianza que los mercados internacionales vuelven a depositar en nuestro país y en su Gobierno", comentó.

"Nuestros títulos de Estado han recogido la aprobación de los inversores no sólo italianos, sino también extranjeros, en la subasta de esta mañana. La demanda ha sido, incluso, más alta con respecto a los títulos que ofrecíamos: una demanda de 12.500 millones de euros, contra los 7.500 millones que habíamos ofrecido", agregó.

Para el primer ministro italiano, esto es un "signo de absoluta tranquilidad" para Italia, que, según él, ha permanecido fiel al principio de que "hace falta ayudar al vecino cuando la casa se quema".

Esto sucede "en el caso que se perfila ahora con Grecia, no sólo por la común pertenencia a la Unión Europea (UE), sino también y sobre todo para evitar que el incendio pueda propagarse a las casas adyacentes", comentó Berlusconi.

En su mensaje de este viernes, Berlusconi negó además que exista la menor duda sobre la estabilidad de su Ejecutivo durante los tres años que quedan hasta agotar la legislatura, tiempo en el que proseguirá con reformas como la de la Justicia.